Abril 15th, 2012 by admin

Y así son todos los días, idénticos, dejando pasar las horas como si fuesen los anuncios que nos obligan a ver mientras esperamos que nuestro programa preferido empiece. 
Vuelvo a casa tarde mintiéndome y prometiendo que mañana voy a empezar a ponerme en serio, 
que me hago viejo. 

¿A quien voy a engañar? 

Seguiré sentado esperando un golpe de suerte. 
Tarde o temprano me tiene que tocar a mí.
.
¿No?

Ir al post original

Posted in Uncategorized Tagged with: , , , ,

Marzo 25th, 2012 by admin

El reloj marca el punto de partida perdido entre las sabanas, y la idea de no escuchar vida en mi casa me aterra. Que bien, otro fin de semana solo en casa. Con mi edad, estar solo en casa podría ser algo genial, pero odio la soledad. Especialmente la soledad en mi propia casa. La soledad de un Domingo.

No hay nada para comer, sera mejor que siga en la cama. Es casi automático pensar en ti cada Domingo. Creo que incluso antes de estar despierto ya se que me tirare todo el día encerrado en casa pensándote. Pensándote y vagando. Vagando como un alma en pena que busca algo desesperadamente. Y el caso es que yo busco algo, no se muy bien el que, pero lo busco.

No lo encuentro y eso me provoca malestar. Ansiedad. Me hace sentirme inquieto. Aún no ha caído el sol y a mi ya se me cae la casa encima. Creo que tengo que salir de casa. Solo. Salgo de casa y sigo solo. No me atrevo a ir mas allá del final de mi calle. Mis vecinos me miran raro. Creo que tendré que leer.

Estoy intentando recordar que he hecho aparte de toda esta mierda. No lo recuerdo.
Los Domingos son para la gente que tiene pareja. Yo no la tengo.
Solo te tengo a ti, y por desgracia, ya no existes.

Suena Beach House.

Ir al post original

Posted in Uncategorized Tagged with: , , ,

Marzo 19th, 2012 by admin



-Pues claro que estuve agusto, de hecho trato de recordar aquellos momentos como una etapa de mi vida que me ayudó a verla de otra manera. Supongo que si te paras a pensarlo puedes ver lo que cambiaste en ella, lo que yo quería antes de conocerte y lo que yo decidí hacer después de que lo nuestro acabara. Mereció la pena, y puede decirse que si lo aplicamos a la vida real, fue algo inexistente; pero miro hacia atrás y juraría que tuve más momentos realmente especiales contigo que con otras personas a las que he podido tener “de verdad”. Eras un penitas, pero tenías muchísimos puntazos, detalles y tonterías que me hicieron sentir bastante agusto. Se resumiría en que eres bastante acogedor. Y que aqui donde me ves, una vez al año puedo decirte que, al menos durante aquellos tiempo, te qui.. –

No para de llover desde entonces.
Solo quiero llorar.

Ir al post original

Posted in Uncategorized Tagged with: , , ,

Marzo 4th, 2012 by admin

-Estoy absolutamente sola. Me encanta ir al cementerio. 
Allí no puedo hablar con nadie, pero al menos siento que estoy rodeada de gente-
.

 Si supieses lo mucho que te quiero y lo que daría por quedarme eternamente acurrucado en tus brazos, en esos brazos de bendita infancia. Esos brazos en los que parece que el tiempo no pasa, el dolor se vuelve alegría y la vida es mucho mas optimista. Esos brazos, sobre los cuales apoyo mi vida.

Me parte en mil pedazos, me retuerce y me hunde verte así, pero se que un abrazo mío te salva los días.
Ahora es hora de tu te acurruques en mis brazos y de que te evadas del mundo que te rodea. 
No son muy fuertes, pero daría mi vida por salvarte.

Me has dado mucho más que la vida.
Como no voy a volver loco cuando te veo llorar..
X

Ir al post original

Posted in Uncategorized Tagged with: , , ,

Febrero 28th, 2012 by admin
Metro. ¿Gran Vía o Callao?. El estanco. ¿Cómo estas?. Le Papillon. Escaleras de madera. No tengo hambre, solo quiero algo de agua. Edi. El novio de Edi. Carlos. Recuerdos de La Mancha. La planta. Apenas hay trabajo. El Carnaval. Tú habitación. Pijama de cuadros. Hamburguesas y patatas fritas. Las fotos. Los Ojos de Julia. El peluche. Chocolatinas de Berlín. La pequeña luz roja. La pausa. Abrazo el peluche. Te abrazo a ti. El cielo. Nebraska. Malasaña. El mercadillo. Películas. Yo apenas he visto cine. El batido de chocolate. El sol (y la gente curiosa). Drogadictos. Los puntos negros. La ropa de segunda mano. Que cansancio. Vuelta a casa.  La cama. El fin de ‘Los Ojos de Julia’. Diana Krall. Tu espalda. La Novia Cadáver. Frank Sinatra. El espejo. Briggite Bardot. Michael Buble. Es casi imposible escapar de las sabanas. Sábado noche. KFC. Beber. The Wall. El fotomatón. Calle del Barco. El perro de la puerta de atrás del coche. Vodka. El chico alergologo. Azealia Banks. Se rompió el vaso. En casa estamos mejor. Hoy duermo dentro. Eduardo Manostijeras. Oh no. Mama, te quiero. Mejor marchemos a dormir. Apenas hay dinero. McDonalds. La plaza. Casa. Los billetes. Gran Vía.  Parece una estatua. El paseo del Prado como nunca antes lo habías visto. Atocha. Agua del mar Muerto. Que manos más suaves. El cambio de billete cuesta un 20%. Las tortugas. Al final no pude ver a Pilar. Mejor atajamos. Teatro español. Camerinos. Comida portuguesa. Esto es algo que no se puede permitir la gente que no vive en el centro. Estamos algo cansados. Arroz. Los Goya. Como me impactó el llanto de Simba en 3D. Tus vídeos y tus amigos. Meryl Streep. Todo sobre mi madre. Repites las escenas. Antonia San Juan ha bordado el papel. Buenas noches. ‘Mami, anoche no vi tus llamadas, perdón’. El suelo. La maleta. ‘¿Qué hora es?’. No hay ningún cajero. ‘Seguro que los móviles están mas baratos el mes que viene’. La permanencia. La factura. Johanna. Que simpática. N de Nacho. ‘Si, mejor en blanca’. Que engaño. Son tres mensajes y solo tengo dos. Vuelve de nuevo. Casa. Que pena. ‘La mala educación’ no se puede ver. Cansancio. Tus piernas. Aseguras que no estas mordiéndote las uñas. No, no se me olvida nada. El detalle debajo de la almohada. El Buen Pastor. El ascensor aún sigue sin luz. La tienda de cómics. Diez euros. Gracias. Que malentendido. Nos separamos. No quiero irme.
Gracias.

*’Home’ de Michael Buble
*’No te muevas’ de Penelope Cruz


PD: Madrid es mucho mas bonito si te vas al lado de una gran persona. Ha sido mágico, eléctrico.
PD2: Y la verdad, es que no pienso en otra cosa que en volver.

Ir al post original

Posted in Uncategorized Tagged with: , , ,

Febrero 26th, 2012 by admin

Planeo viajes que no llevan a nada, me rodeo de desconocidos, pierdo el tiempo, me incluyo en grupos ajenos, me siento invisible. Después, una luz me ilumina, me ciega y se va. 


Ahora sigo planeando viajes sin sentido, sigo rodeándome de auténticos desconocidos, me siento mas invisible que nunca y siento que la ironía de la vida y yo, no somos muy amigos.


Echo de menos a mi familia.
Echo de menos la vida.

Mama, te quiero.
Y a ti también, payaso.

PD: Bendito Nacho. Bendito Madrid.
Quiero volver.

Ir al post original

Posted in Uncategorized Tagged with: , , ,

Septiembre 13th, 2011 by admin

– Las personas somos infinitas,inolvidables e irrepetibles.
Ya no hay dolor,solo queda un tiempo pasado mejor.Estoy aquí,siempre.-

 

Hoy, de vuelta a casa, pase por debajo del balcón después de saber la noticia.

Es increíble como ese balcón ha ido reflejando cada etapa de la vida, de su vida. Aun recuerdo, aquellas tardes de verano o aquellos fines de semana cuando me sentaba con mis abuelos en ese balcón repleto de flores, de vida, de alegría, a esperar a que mi madre saliese de trabajar. O aquellas mañanas en las que el afan de mi abuelo era arreglar y regar con amor todas y cada una de las plantas que poblaban ese balcón tan acogedor.

Esta noche pase debajo de el, y me quede mirandolo. Apenas pude verlo, pues estaba oscuro, muerto, sin macetas y sin ni siquiera una silla olvidada. Se ha convertido en un lugar incomodo donde la luz apenas entra,  los toldos están bajados, como esa tienda que cierran por jubilación, y deja unos escaparates que evocan que todo tiempo pasado siempre fue mejor.

Ya no hay vida, ya no hay luz, la esperanza se ha acabado, al igual que las ganas de seguir luchando y viviendo.

-Míralo, se va apagando poco a poco-, decía mi madre esta mañana envuelta en un mar de lagrimas.

Abuelo, donde quedaron aquellos veranos. Donde..


15 de Agosto de 2011.


Ir al post original

Posted in Uncategorized Tagged with: , , ,

Agosto 11th, 2011 by admin

-Una luz que va apagándose sin mas, eso es lo que mas duele-

Mi cama cuenta con cuatro esquinas, como toda cama normal que se precie. Debería dormir y desconectarme cada vez que pongo mi cuerpo en ella, pero mi mente siente cierta debilidad por pasear por cada una de las esquinas de mi colchón. En ellas guardo mis miedos, mis preocupaciones, mis recuerdos y un sinfín de cosas que cada noche consiguen entorpecer mi sueño. 

La primera esquina guarda temas relacionados con mi futuro, mi incierto futuro. Tengo todo en mi mano para asegurarme meses y meses de prosperidad, pero parece que echar todo por la borda en el momento mas inoportuno es algo mas que una manía. Busco excusas, alargo horarios, intento sumar hojas al calendario, mientras las agujas del reloj no paran de girar, con mas fuerza y peligrosidad que nunca. Cruzo un pequeño callejón donde la sabana es guardada debajo del colchón, para llegar a la segunda esquina, mientras el dolor va aumentando.

En la segunda esquina el amor es el protagonista. Hay un gran baúl donde mi corazón reposa, envuelto en una manta de color azul y gris. Aun esta algo dolorido, pero poco a poco intenta recuperar vida, aunque le cueste demasiado y a veces desista. Cuando voy a cuidarlo, hablo con el de todos los momentos buenos que he pasado gracias a el, como el nieto que recuerda las visitas al parque que hacia con su abuelo, cuando este aun podía andar con toda facilidad y el nieto era un pequeño crío inocente de unos cinco años. No se si alegrarme por todo lo vivido, o si lamentarme por no haber disfrutado de aquellos momentos como es debido. Debo subir una gran cuesta, hasta encontrarme debajo de la almohada, y la verdad que la subida es costosa, quizás demasiado.

La tercera esquina, la mas dolorosa y la que mas evito frecuentar, es la ocupada por la muerte, el fin de las cosas, la nostalgia. La vida es fugaz y nos damos cuenta de ello en los últimos instantes de nuestra vida, cuando miramos atrás y vemos la de planes que teníamos y que jamas hicimos, la de viajes que ya no realizaremos, y la de abrazos y ‘te quiero’ que por vergüenza me he guardado. Los días pasan, las horas apenas son visibles en mi reloj de lo deprisa que van, y la muerte lleva debajo de su túnica un gran reloj de arena que todos nos empeñamos en parar, pero ya es imposible. Es ahora cuando me lamento, cuando quiero desaparecer, cuando las farolas que alumbran el callejero de mi cama se apagan. Es ahora cuando pongo la cabeza contra la almohada, lleno de rabia e impotencia. Es ahora cuando lloro, cuando una parte de mi va muriendo, es ahora cuando te necesito, cuando ya no estas.

La cuarta esquina guarda algunos momentos felices, algunas ilusiones y sueños, pero solo paso por allí los días que suelo ser optimista. Hace tiempo que no voy y ni siquiera se el estado en el que se encontrara. Es una calle descuidada, como aquellos edificios antiguos que han quedado en ruinas, y que en sus mejores tiempos fueron las mejores casas de la ciudad, donde vivía la gente adinerada, y en ella se daban grandes y lujosos banquetes, y ahora son solo paredes rotas, polvo y escombros. Desde la tercera esquina puedo ver que la mayor parte esta destruida.

Me encuentro ahora mismo sentando en el centro de mi cama, y las cuatro esquinas me miran con deseo, pidiéndome a gritos una visita por sus calles mal iluminadas, pero hoy estoy cansado, las piernas me duelen y los ojos cada vez pesan mas.

Hoy mi cabeza paseo demasiado.


-La cama es, además, uno de los lugares más comunes donde las personas mueren.(…)-

Ir al post original

Posted in Uncategorized Tagged with: , , ,

Julio 18th, 2011 by admin
-Oye, ¿y ese ‘My love is gone’ por quien va?-

-Sigo sin entender por qué cojo cariño tan rápido a las personas, al fin y al cabo, más de la mitad de ellas optan por marcharse inesperadamente y dejarte atrás, a ti y a tu vida descolocada-  
Eso es lo que salio de su boca. 

Jamas el tragarme un ‘Te quiero’, un ‘Yo sigo aun aquí, esperándote’, me ha dolido tanto, hasta el punto de rajarme una a una las cuerdas vocales.

Me cuesta algo mas que la vida mantener la distancia adecuada contigo, fingir una vida que a fin de cuentas va bien, o decirte que aquel final me hizo volverme positivo y ahora vivo algo mejor.
Por suerte, eres lo bastante inteligente al ignorar los dobles sentidos que mis frases esconden.

Yo sigo viviendo en aquella burbuja, ahora ya no brilla y no vuela hacia ningún lado, ni si quiera tiene destellos de colores atractivos. Esta algo desinflada y solo espero que venga alguien que la explote sin piedad y que el viento que corre fuera me haga despertar.

El día que eso ocurra,..

Ir al post original

Posted in Uncategorized Tagged with: , , ,

Junio 4th, 2011 by admin
Observo, miro, pienso, vuelvo a mirar, recapacito, y al final de todo esto solo llego a tener una cosa clara; 
yo no he nacido para esto.
.

Llevo semanas (aunque yo diría que ya son meses) viviendo en una constante contradicción,  intentando no ser hipócrita conmigo mismo, intentando analizar todo y ser lo mas realista posible, pero hay momentos en los que el corazón grita tan fuerte que es imposible no escucharlo. Pide a gritos que haga lo que menos me conviene.

Pide vivir, pide respirar, pide volver a sentirse como se sentía antes, pero sintiéndolo mucho, le di unas libertades que jamas debí darle y al final acabo dañándose. Aun ni esta curado, pero el se cree valiente como para volver a salir ahí afuera. Esta vez no lo hará.

Soy alguien totalmente contrario a las derrotas, y creo que ya he tenido suficientes como para seguir intentándolo y ver como el resultado siempre es el mismo; miles y miles de ilusiones que acaban deteriorándose en un cubo de basura, donde los pañuelos que acumulan alguna que otra lagrima hacen de bolsa para reunirlas.

Él necesita tantísimo cariño, que mataría por entregarse ante cualquier muestra mínima de afecto que ve, pero no, debo tener cabeza y mirar las cosas con un poco de madurez. He tenido que aprender a mirar las cosas desde otro punto de vista al habitual, a tener que perderme cosas que quizás sean las que llevo buscando siempre, pero que por miedo al camino que tengo que recorrer para conseguirlas, renuncio a ellas sin piedad alguna, sin ni siquiera hacer un balance de las cosas buenas y malas que eso me proporcionaría.

Amar es sufrir, y yo soy bastante frágil como para vivir enamorado o vivir en pareja. He tomado la decisión de enamorarme, pero solo platónicamente. Vivir de ilusiones o caprichos que jamas intentas llevar a mas por la nula confianza que tienes en ellos, y que con el tiempo acaban siendo humo pasajero que pasaron por tu vida sin pena ni gloria. Quizás tenga delante de mi a mi media naranja pero sinceramente, y aunque mi corazón pide a gritos que siga esperándola, yo ya he optado por cerrarme.

Son decisiones difíciles, de esas que te cuesta la vida tomar y asumir que son las correctas, sin pensar que al mismo tiempo tu corazón se va rajando poco a poco al tomarlas. Ahora da igual, he decidido mirar la vida, mirar como cuando vuelvo a casa me suelo encontrar a alguna pareja despidiéndose entre algún que otro beso, o como mis amigos van encontrando con quien pasar sus días. Eso es algo que me gusta y a la vez me duele, me duele no poder estar igual que ellos, pero siendo sinceros, el chico que presume de ser todo un romántico y que defiende el amor a capa y espada, no ha nacido para vivir y compartir tal sentimiento con otra persona.

La vida es así de irónica.

PD: Ser alguien inclaudicable era algo que no entraba en mis planes de futuro.

Ir al post original

Posted in Uncategorized Tagged with: , , ,