Diciembre 11th, 2017 by admin

Ir al post original

Posted in Uncategorized Tagged with:

Diciembre 4th, 2017 by admin

Ir al post original

Posted in Uncategorized Tagged with: ,

Diciembre 3rd, 2017 by admin

Ir al post original

Posted in Uncategorized Tagged with: ,

Noviembre 27th, 2017 by admin

Ir al post original

Posted in Uncategorized Tagged with: ,

Noviembre 20th, 2017 by admin

Ir al post original

Posted in Uncategorized Tagged with: ,

Agosto 14th, 2017 by admin
Un post rapidito para enseñaros todas las fotos y looks que he ido recopilando en lo que llevamos de verano. Zumaia, Alcoceber, Torredembarra, Peñíscola y Salomó han sido la primera parte de las vacaciones. Cómo me gusta esta estación.

Ir al post original

Posted in Uncategorized Tagged with: ,

Junio 27th, 2017 by admin


Se da por hecho que por nacer mujer no hay nada que más nos guste que casarnos para poder hacer una boda. ¿He puesto hacer?  Perdón, diseñar. Diseñar una boda…o mejor aún…proyectar. Proyectar una boda. Sí, así me gusta más.



Pues bien, desde aquí os digo que estoy tremendamente orgullosa  de ser un espécimen bastante extraño en este aspecto. En mi caso cuando decidí casarme hui totalmente de todo lo convencional y no es una forma literal de expresarlo. Lo único que quería era tener un papel donde ante los ojos de Hacienda, la Seguridad Social, y el mundo laboral fuera todo legal. El resto de ojos nos dio exactamente igual. Porque, queridas, ¿quién a estas alturas cree en los cuentos de hadas ?

No es que no me guste una boda, porque realmente me gusta pero lo que me chirría es la parafernalia que se monta alrededor. Y que, gracias a las nuevas formas de comunicación, sufrimos por fascículos sin querer queriendo comenzando por el anuncio de la misma y atendiendo la estructura que sigue que a continuación desglosamos. 

A.    La pedida… ¿en serio necesitas una pedida? ¡Hola siglo XXI¡ Muy moderna para muchas cosas pero para otras somos tradicionales, ¿no?  Vamos que seguro que mocita no te vas a casar, y lo sabes.

B.     El anillo de pedida: es perfecto a la par que ideal y encarna a la perfección (a golpe de ampliación de hipoteca) el amor que os procesáis. 

C.     Las invitaciones, ese mundo tan verdaderamente apasionante: no sé qué hacer si en papel cebolla o en papel crespón. Si con el lazo a la izquierda o la derecha -seguramente lo elegirás a la derecha, y lo sabes.

D.    La despedida de soltera nº1 y la nº 2 : mira que bien me lo he pasado…que amigas tan loquitas tengo, las quiero…vaya FiEshhTaaa locaaaa. Se nos fue tanto de las manos que hasta las 3 de la mañana no llegamos a casa. Y hoy resaca máxima. En mis locas stories os lo narro todo…¡corred a verlas!
E.     La elección de menú: de verdad crees que alguien se va a acordar de lo que comió el día de tu boda. Si es así, …te exiges demasiado.
F.      El masaje previo al gran día. Necesitas mimarte y lo sabes. Lo sabemos. Y deseas hacernos partícipes.

Estos detalles arriba citados son vitales. El barómetro de “soy lo más” depende totalmente de esto. Están en juego la valoración de tus padres, abuelos y primas/tías del pueblo. Ojo…que el nivel de exigencia de esta gente es bastante alto, no es fácil agradarlos. No tomárselo a la ligera, por favor.

Aunque todavía hay un sinfín de puntadas que no podemos dejar sin hilar, diseñar una boda es de todo menos fácil: las pruebas secretas del vestido…zzzz, la boda civil, la de paripé, Lo BIEN que lo pasasteis a ritmo de Paquito Chocolatero zzzzz y, por fin…a Dios gracias…algo interesante EL VIAJE. Y todo esto así, nos lo regaláis sin habéroslo pedido, maravilloso. 


Otro de los asuntos que también me ha chirriado mucho es el protocolo bodil.  ¿ Quién demonios lo inventó?  ¿Un militar? Porque vaya reglas absurdas… Y ojo no te las sepas, que pecas de cateta. Si es de tarde no puedes llevar un vestido corto. Si es de mañana no puedes llevar un vestido largo. El tocado. El tocado o platillo volante solo te lo puedes quitar a las 15:58h de la tarde si te lo quitas antes muere un gatito y si te lo quitas después te van a mirar mal todas las señoras entendidas en protocolo que  hay en la boda. No vistas de blanco, ni de color claro es solo un color reservado a la novia…o al novio… ya no recuerdo. No te pongas mantilla si no quieres que a la madrina te lance una de sus pestañas envenenadas. Ojo, ten cuidado si la boda es civil o en una Iglesia. Las Iglesias requieren un respeto: tápate los hombros, no lleves escote, vestido no más alto del bajo de tu rodilla. Siempre hay señoras beatas de misa diaria que te van a controlar esto. En las civiles es distinto pues no hay señoras beatas de misa diaria y puedes llevar escote o al menos relajarte sabiendo que no vas a ofender a ninguna de ellas.  


Y, tras llevar a raja tabla esto del protocolo lo más divertido es que luego acaban todas ellas vestidas de fichas de parchís: de rojo, amarillo, azul o verde. Lo habéis notado, ¿verdad? Siempre que veo bodas intento hacer mentalmente separaciones por equipos de colores y es la mar de divertido, practicadlo ya veréis. Doy fé que salen equipos muy interesantes para jugar una partida. Tanta invitada perfecta y desvivirse por el look de invitada perfecta y parecen que formen parte de un equipo del antiguo “¿Qué Apostamos?”. Desde aquí propongo poner una nueva regla al protocolo, no vestirse de ningún color  que aparezca en el parchís. 

Y después de todo esto que os cuento os dejo el look de invitada que llevé a la boda de mi amiga, quizás no perfecta, pero sí a mí manera porque.. . en serio qué hay más rollo que ser perfecta. 


Ir al post original

Posted in Uncategorized Tagged with: , ,

Junio 8th, 2017 by admin

De todos es bien sabido, tal y como cantaba Sabina, que las niñas de hoy ya no quieren ser princesas. 


Tranquilas, no penséis que voy a hacer una declaración feminista, ahora que está tan de moda en todas vuestras camisetas como si de un estampado de animal print se tratara, no. El caso es que no solo no quieren ser princesas, sino que tampoco quieren ser top models, como nos sucedía a las niñas de mi edad, y ni siquiera modelos del tres al cuarto como sucedió cuando el boom de las top models se disipó. Las niñas (y señoras) de hoy en día quieren ser Youtubers, Instagramers, Tronistas, concursantes de realities, Influencers , Djs... Quieren impactarnos. Que literalmente alucinemos con ellas. Epatarnos con su estilazo, su belleza (a veces incompresible como tal), su life style, su círculo de amistades y sus santas y resignadas mascotas. Quieren transmitirnos, que digo transmitirnos, regalarnos sus conocimientos de moda, belleza, nutrición. Eso sí, sin haber estudiado nada ni de moda ni de belleza ni de nutrición, ni de fotografía, ni de interiorismo, ni de decoración…que eso, queridas, es un mérito. Y, como tal, por favor, valórenselo. Porque dar lecciones sin haberte formado, solo por tu cara bonita es como súper lo más, ¿no creéis? Ya quisiéramos muchas. 
A lo que íbamos, ser princesa no es fácil, queridas. Modelo, quizás menos complicado… pero para el resto de profesiones por dios, solo necesitas tu “savoir faire” y un móvil porque el estilo, al igual que la belleza y el resto de cualidades requeridas vienen de pedigree, es como innato. 
Y tu, pobre mortal, ahí, detrás de tu pantalla te mueres de ganas por ser una de las “doscinetascincuentamilochocinetastreintaysiete” influencers que hay y te preguntas cómo han logrado llegar tan alto.  Salir de relleno en la tele autonómica, batir el récord en comer canapés gratis, que te inviten a comer por la patilla o estar en la lista de todos los eventos-eventazos, a modo de ejemplo, no es algo baladí. Eso es triunfar en la vida.  Así que #RESPECT. Porque me da a mí que lo que les tenéis es envidia. 
El caso, es que estas niñas y señoras que ya no quieren ser princesas quieren la fama. Lo que no saben, quizás porque muchas de ellas no vivieron en los 80, es que la fama cuesta y desde luego han venido a pagarla, pero claro no con sudor… ¿qué es eso? Así que la próxima vez que en vuestro feed os encontréis con alguna princesa de hoy en día darle las gracias por lo que os trasmite, que no es poco, y admirar la estela que deja, pero no ella sino vuestro dedo al deslizar. 

Y con esta reflexión os dejo con el nuevo look que ya sabéis que una quiso ser top model ; ) Si os gusta la blusa la podéis encontrar en Shein pinchando aquí.

Ir al post original

Posted in Uncategorized Tagged with: ,

Mayo 25th, 2017 by admin
Parece mentira pero ya casi son 8 meses los que lleva Mia acudiendo a las clases de Mousy en Kids&Us. Cuando empezó con apenas 10 meses no andaba y tampoco hablaba… La verdad es que evolucionan a pasos agigantados a estas edades. Ahora ya no solo anda sino que corre, da giros, trepa por el tobogán… En fin, qué os voy a contar que no sepáis las que tengáis hijos.
Cuando empezamos las clases de Mousy, una de mis primeras curiosidades era saber qué palabra diría Mia primero en inglés con conocimiento de causa… Ya me entendéis. Por ejemplo, en español la primera palabra que dijo y además repetía constantemente era “ego”(…espero que esto no sea significativo…). Pero con conocimiento de causa la primera palabra fue “No”. Me dio un vuelco al corazón cuando vi que me respondía “No”. Así que, como os contaba, esperaba que también llegara esa palabra en inglés.
En las clases de Mousy, como ya sabéis, los niños aprenden a través de situaciones cotidianas que ellos identifican con su día a día. Además, uno de los materiales educativos con los que Kids&Us cuenta es con un “ Talking Pen” interactivo con el que los niños aprenden jugando. Este “boli que habla” se puede utilizar en todos los libros de Kids&Us y con solo ponerlo encima de los puntos clave que señala el libro los niños escuchan palabras, canciones, frases que les son familiares y que previamente han practicado en clase. La verdad que este aparatito nos ha venido muy bien para practicar en casa y así Mia ha ido interiorizando sin darse cuenta mucho vocabulario.
Las primeras palabras que le escuché decir en inglés fueron “Yes, please” seguido de “Hello”, “Thank you” , “Kitty” y “Tummy”. A su manera, claro. Y desde luego que me dio otro vuelco el corazón.
Gran parte de nuestra familia solo habla en inglés y es por eso que me interesa mucho que le sea un idioma en el que le sea fácil moverse. En nuestras últimas vacaciones estuvimos en un entorno donde ella solo oía hablar Inglés y fue muy curioso ver como sustituía el “Hola” (va diciendo “hola” a casi todo el mundo con el que se cruza por la calle) por el “Hello”. Y es que me he dado cuenta que ya sabe distinguir ambos idiomas, así que veo que las clases en Kids&Us y el apoyo que le damos en casa están surtiendo efecto. No es solo que diga palabras en inglés, sino que te das cuenta de que realmente lo entiende. Así que, como comprenderéis, estoy más que orgullosa de mi pequeñita.
El mes que viene os voy contando más cositas sobre la evolución de Mia en Kids&Us.

Ir al post original

Posted in Uncategorized Tagged with: , ,

Abril 25th, 2017 by admin
Lenny Kravitz me perdone por no utilizar un título de una canción suya pero son tantos los títulos ya utilizados que ninguno de ellos me venía bien y he tenido que tirar una Diva: Lady Gaga. Que por cierto ha actuado este fin de semana en Coachella. Seguro que aunque no hayáis querido os habréis enterado. Este hecho me viene al pelo para coger a mi yo no muy lejano. Mi yo de hace 5 años y decirle…cómo coño te podía gustar Coachella querida mía.


Un festival al que nunca has ido. Y que no conoces a nadie que haya ido y es más ni sisuiqera un amigo de un amigo de un amigo te ha contado nada sobre él. Solo lo conoces porque un montón de tías insípidas se pasean de arriba abajo fotografiándose en él. Importándoles quién toca, quien pincha, quién actúa. Lo único que hacen es mostrarte la marca-de-turno-me-importa-una-mierda que les ha pagado la entrada, el vuelo y el sangüich o sanbís (como lo pronunciaba mi abuela)

He estado este fin de semana viendo a muchas de ellas, como hago todos los años y me parecía ya hasta absurdo el nivel de tontez que ha alcanzado últimamente. Me pregunto si realmente están disfrutando o disfrutan con el hecho de saber que otras pagarían a la marca para que les patrocinase.  Todas las mismas poses, las mismas fotos en los  mismos sitios y hasta la misma ropa. Algunas que siempre he considerado como “guays” me han parecido muy ridículas y de vergüenza ajena..de verdad. Y aún así me ha sorprendido para bien The Blonde Salad..a pesar de su sempiterna publicidad haga lo que haga se ha podido ver que realmente se lo estaba pasando bien. 

Así que me he dedicado a ver las personas que aparecen en segundo plano en las fotos de los que no tiene en cuenta el que dirán, los que se patrocinan ellos todos y en definitiva…los que disfrutan.

No es un no rotundo lo que le digo a Coachella… me gusta el espíritu del festival, su estética pero no la tontería montada a su alrededor…¿quien tendrá la culpa?

Si os gusta la blusa que llevo os dejo el enlace aquí es de Shein.

               

Ir al post original

Posted in Uncategorized Tagged with: