Diciembre 13th, 2017 by admin

Jessie Chanes - Seams for a desire -8

Jessie Chanes - Seams for a desire -10

Jessie Chanes - Seams for a desire -4

Jessie Chanes - Seams for a desire -12

Jessie Chanes - Seams for a desire -14

Jessie Chanes - Seams for a desire -6

As it always happens, we tend to desire the opposite of what we have. Here are some examples. Girls with straight hair would prefer a little bit of curls, while girls with curled hair desire the hair of the others! Tall girls sometimes complain about too many cm, while those who are short, well we would never say «no» to an extra cm. Those who have freckles, they reject them, while others instead, we play to paint some with the eye pencil from time to time… This also happens in clothes, trends and seasons; in summer, we are looking forward for some cozy outfits with bulky sweaters and we complain about how hard it’s to get ready when the weather is so hot and how is easy to dress everyday throwing in just a cute coat. When it’s not even winter yet, we are already missing those warm days, heeled sandals and light dresses. That’s why I love to convert summery pieces to work on winter looks, and if on top of this we add some white or light shades that are popular when the sun is hot and high, the better 🙂 This is such a good idea to re-wear some of our favorite summer dresses during the cold: add a cozy and big sweater on top, tight it with a belt on the waist and go for over-the-knee boots. Trust me, it always works!

Como en muchas otras cosas de la vida, siempre deseamos lo contrario. He aquí algunos ejemplos. Las que tienen el pelo liso lo preferirían ondulado, y las del pelo rizado matarían por el pelo de la anterior! La que es muy alta veces se queja de demasiados cm, mientras que las que somos bajitas, nunca diríamos no a unos cm extra. Quienes tienen pecas, reniegan de ellas, y otras en cambio, jugamos a pintar algunas con el lápiz de ojos de vez en cuando… Esto aplica a la ropa y las temporadas; cuando es verano, llega un momento en el que, a pesar de las olas de calor, no puedes evitar pensar en los jerséis gorditos, en las bufandas y gorros, en las botas y en lo fácil que es vestirte gracias a los abrigos. Y en cambio, cuando estamos a punto de adentrarnos en pleno invierno, resulta que añoramos las faldas, las prendas ligeras, las sandalias de tacón… Es por eso que me encanta reinventar prendas estivales para looks invernales 100%, y si además añado tonos propios del verano como el blanco y las rayas, mejor que mejor 🙂 Esta es una buena idea para seguir usando alguno de vuestros vestidos favoritos: superpon un jersey suelto y grueso, marca la cintura con un cinturón y opta por botas XXL. Creedme, ¡no falla!

Jessie Chanes - Seams for a desire -13

Jessie Chanes - Seams for a desire -1

Jessie Chanes - Seams for a desire -3

Jessie Chanes - Seams for a desire -7

Jessie Chanes - Seams for a desire -11

Jessie Chanes - Seams for a desire -9

Jessie Chanes - Seams for a desire -2

Jessie Chanes - Seams for a desire -5

// OUTFIT DETAILS //

Abrigo/Coat – Mekkdes (new)

Jersey/Sweater – Mango (new)

Vestido/Dress – Desigual (new)

Cinturón/Belt – Abbacino (old)

Botas/Boots – Uterqüe (old)

Bolso/Bag – Parfois (new)

Gorra/Baker hat – Asos (old)

Pendientes/Earrings – Zara (old)

Anillos/Rings – Cartier, Tous, Parfois

Ir al post original

Posted in Uncategorized Tagged with: , , , ,

Diciembre 12th, 2017 by admin

Jessie Chanes - Seams for a desire -9

Jessie Chanes - Seams for a desire -10

Jessie Chanes - Seams for a desire -6

Jessie Chanes - Seams for a desire -5

Jessie Chanes - Seams for a desire -4

And so we are back from our little getaway and I’m not going to lie… It’s not easy when traveling with a toddler and a baby! It takes a lot of time to get all my clothes/outfits ready -you know we always try to take pictures wherever we travel, clothes for #missOlivia and #DonBruno, and all the things “just in case”. It makes me feel so nervous when we are carrying a lot of things and baggages, the car was going about to explode and so my head! Last week, we published a little video/vlog/tutorial about our Christmas home decor and it was a last minute idea, so we actually didn’t have the time but I still wanted to do it. So at the same time, we had to get all the work done and baggages. The thing is that I didn’t realize the day of the week we were until yesterday night and I didn’t have anything ready to publish for the blog, so I just took a little break and here we are.

This time I had to think about what I was bringing and it wasn’t easy to think outfits that met all the criteria: beautiful, fit for all day, kids and breastfeeding. I didn’t have a lot of time, so I was creating all the outfits from the scratch as I was deciding what I wanted to wear. I bought this nude blazer on Black Friday sales and I’m more than in love with it. I think it’s the perfect one for everyday outfits, to pair it with sneakers or boots, and this time I went for my all time favorite booties. I don’t know if it’s because of the shades or the high waited jeans, but I’m loving these retro-vintage vibes 🙂

Ya estamos de vuelta de nuestra escapada a Jerez de la Frontera y no os voy a mentir… ¡Movilizar a 4 no es tontería! Entre toda mi ropa -ya sabéis, allá donde vayamos, siempre intentamos fotografiar!-, la de #missOlivia y #DonBruno -que mancha x5-, todos los #porsiacaso y esas otras tantas cosas de las que te gusta ir tirando porque crees que vas al fin del mundo… El coche iba a explotar y mi cabeza también! Porque además, el video/tutorial/vlog que publiqué la semana pasada fue algo que se me ocurrió sobre la marcha, y nos llevó muchísimo tiempo dejarlo preparado, al mismo tiempo que organizábamos todo el viaje. El caso es que hasta ayer por la noche no caí en la cuenta de que era lunes al día siguiente y no tenía nada del post preparado, y encima a primera hora teníamos las vacunas de Bruno… Pensé que tenía todas de mi parte para tomarme un pequeño respiro y publicar en otro orden 🙂

Y esta vez sí que pensé la maleta y no, no ha sido fácil buscar looks bonitos, aptos para todo el día, con niños y con lactancia materna. ¡Creo que más requisitos no entraban ya en la lista! No tuve mucho tiempo para hacerla, así que tuve que ir improvisando los looks sobre la marcha, pero me hice con esta chaqueta en el Black Friday y tenía claro que me la quería llevar. Me encanta como blazer de diario, para combinarla con jerseis finitos o camisetas, con botas o sneakers, aunque esta vez opté por mis botines preferidos de todo mi vestidor. No sé si son los tonos o los jeans de cintura alta, pero le noto cierto aire retro-vintage al look que me chifla 🙂

¡Mil besos y bonita semana a todas!

Jessie Chanes - Seams for a desire -2

Jessie Chanes - Seams for a desire -11

Jessie Chanes - Seams for a desire -7

Jessie Chanes - Seams for a desire -8

Jessie Chanes - Seams for a desire -1

Jessie Chanes - Seams for a desire -3

// OUTFIT DETAILS //

Blazer – Zara (new)

Jersey/Sweater – Zara (old)

Jeans – Asos (old)

Botines/Booties – It Shoes (new)

Bolso/Bag – Abbacino (new)

Sombrero/Hat – Zara (new)

Ir al post original

Tagged with: , , , , , ,

Diciembre 8th, 2017 by admin

Jessie Chanes - Seams for a desire -3

Jessie Chanes - Seams for a desire -11

Jessie Chanes - Seams for a desire -12

Jessie Chanes - Seams for a desire -7

Jessie Chanes - Seams for a desire -8

There is no other brand that works sporty-chic as well as Mekkdes. It was the first brand that made me desire sweatshirts as much as heels and now my collection is huge; it changed my mind upide down and it made me realize that sweatshirts can be worn with heels and still look chic; it’s the living proof of oversized fits always and every one. I have an unconditional love for the brand and its evolution over the years, and of course I admire Patricia, the designer behind all these precious pieces. The best part when picking out clothes with a strong character is that it’s so easy to make a contrast. This dress was one of the newest addition on the website that I fell in love with, specially because of the rare combination. What if I say fringes & velvet in a sporty dress? Well, let me tell you that it works so well. You can play with sneakers and an oversized denim jacket, but also go for a more sophisticated look. I wanted to show you that this dress has so many options and the living proof that sporty-chic is not only about sneakers and gown dresses, or sweatshirts and high heels 😉 But hey, I want so bad to try those out 😛

Lots of love and have a nice weekend!

No hay otra marca que trabaje el sporty-chic tan bien como Mekkdes. Fue la primera marca que me hizo desear tener mil sudaderas en el armario -y lo ha conseguido!-, la que cambió mis esquemas y me hizo ver que también son aptas para un look con taconazo, y que las prendas oversized sientan bien siempre y a todas. Adoro la marca y su evolución a lo largo de los años y de las temporadas, y ya sabéis que a Patri, la diseñadora detrás de la marca, le tengo muchísimo cariño. Lo mejor de cuando recurrimos a piezas que tienen tan marcado un carácter, es que resulta muy fácil conseguir ese contraste a la hora de crear un look. Este fue uno de esos vestidos que me llamó la atención precisamente por el mix tan peculiar y atrevido pero tan acertado. ¿Un vestido sport con flecos pero con largo irregular? Es precisamente este combo el que hace que puedas crear un look de diario con sneakers y cazadora vaquera, así como uno elegante y soberbio como éste que os enseño hoy. Quería enseñaros las posibilidades de este vestido y sobre todo demostrar que el sporty-chic no es solo combinar zapatillas con vestidos de gala o sudaderas con tacones 😉 Pero oye, me está apeteciendo eso de un vestido de gala… Habrá que probar 😛

Mil besos y espero que estéis disfrutando mucho de este break previo a las navidades!

Jessie Chanes - Seams for a desire -13

Jessie Chanes - Seams for a desire -4

Jessie Chanes - Seams for a desire -5

Jessie Chanes - Seams for a desire -9

Jessie Chanes - Seams for a desire -1

Jessie Chanes - Seams for a desire -2

Jessie Chanes - Seams for a desire -6

Jessie Chanes - Seams for a desire -10

// OUTFIT DETAILS //

Vestido/Dress – Mekkdes (new)

Camisa/Shirt – Zara (old)

Botas/Boots – Mas34

Bolso/Bag – Abbacino (new)

Abrigo/Coat – Vero Moda (old)

Gafas de sol/Sunglasses – Mango (new)

Estola/Scarf – Parfois (old)

Ir al post original

Posted in Uncategorized Tagged with: , , , , , ,

Diciembre 6th, 2017 by admin

Jessie Chanes - Seams for a desire -11

Jessie Chanes - Seams for a desire -1

Jessie Chanes - Seams for a desire -7

Jessie Chanes - Seams for a desire -2

Jessie Chanes - Seams for a desire -6

Jessie Chanes - Seams for a desire -5

Sabéis que llevaba mucho -MUCHO- tiempo hablando de que quería grabar videos y así empezar con mi canal de Youtube. Si soy honesta, llevo AÑOS pensándolo y al final siempre he encontrado alguna excusa para no empezarlo, sin embargo, ha terminado siendo un problema de tiempo. Pero hace unos días os pregunté por Ig Stories si queríais un tutorial sobre cómo hacer una corona navideña rústica y muchísimas me dijisteis que sí, así que me dejé llevar por el impulso del momento y aquí estoy 🙂 Un vídeo-tutorial-vlog sobre cómo hacer una corona navideña, una guirnalda bonita y un centro de mesa maravilloso. Y bueno, algunas cosas más 🙂

Nunca le había dado demasiada importancia a la decoración de Navidad, y a esta en sí, hasta que nació #missOlivia. Y es que desde que los tengo a ellos dos, Olivia & Bruno, muchas cosas han vuelto a la vida y muchos sentimientos olvidados vuelven a tener significado. No me gustan las casas excesivamente decoradas, ni con muchos colores, pero sí que me gustan que se noten los tonos característicos de la época: verde y rojo, con algunos toques dorados y materiales y tonos naturales. ¿Qué no puede faltar? Un árbol de navidad con luces, alguna corona, guirnalda o ambos, y un centro de mesa bonito con velas, por favor. En cuanto a materiales, lo que os guste o prefiráis, tanto natural como artificial. Yo he usado plantas naturales de eucalipto, ílex, pino y ciprés. La corona la podéis hacer vosotras con ramas de parra virgen, o comprarla ya hecha. Esto ya es según cuánto estéis dispuestas a liaros, porque también venden coronas naturales hechas con pino y/o abeto, a falta sólo de alguna decoración que os guste. Eso sí, como siempre digo: tanto a las manualidades como a la decoración hay que echarle mucha imaginación y aprovechar los recursos que ya tenéis. Mi recomendación es que la primera idea sea siempre muy simple, y ya ir complicándola según se sucedan las cosas, pero si empezáis de nuevas con algo difícil, resulta más probable que tiréis la toalla antes de empezar. Os dejo algunas fotos de cómo ha quedado nuestro salón y por supuesto el vídeo.

Espero que os guste y aprovechando el puente os pongáis manos a la obra 😉 Y por supuesto, espero que este sea el primero de muchos vídeos!

Jessie Chanes - Seams for a desire -9

Jessie Chanes - Seams for a desire -4

Jessie Chanes - Seams for a desire -10

Jessie Chanes - Seams for a desire -8

Jessie Chanes - Seams for a desire -12

OUTFIT DETAILS | Jersey – Zara (old) / Pantalones – Apparentia (old) / Tacones – Mas34

DECORACIÓN | Árbol + Luces + Adornos – Westwing / Guirnaldas varias – El Corte Inglés / Corona – El Corte Inglés / Jarrones centro de mesa – Maisons du Monde

Ir al post original

Posted in Uncategorized Tagged with: , , , , , , , ,

Diciembre 4th, 2017 by admin

Jessie Chanes - Seams for a desire -3

Jessie Chanes - Seams for a desire -5

Jessie Chanes - Seams for a desire -6

Jessie Chanes - Seams for a desire -2

Jessie Chanes - Seams for a desire -11

Jessie Chanes - Seams for a desire -14

Jessie Chanes - Seams for a desire -9

When we went to Madrid, I was pretty sure about how I wanted to spend that spare time and obviously it was «us». After the event and taking some pictures, we went to have lunch and just enjoy the time together. I love that still today and after 2 kids, we manage somehow to keep that flame that some times routine and daily life kills; I won’t say that our life is perfect and this kind of things don’t happen in our lives, because there are days that we almost forget to kiss each other! But these short trips keep me calm and security about our love because underneath of high levels of stress, schedules, diapers and silly discussions, we are still the same we get to know each other 9 years ago, despite de fact that nothing around us is the same. Since we lived in Madrid for a year a couple of years ago, we feel so nostalgic every time we go because it doesn’t feel like any other city; we have so many good memories from that year and definitely it has a little corner in our hearts. That’s the reason why I always want to extend any trip to Madrid for at least one more day and I love the fact that it will never feel again like an unknown place. This time we spent less than 48 hours but enough to get lost in between streets, smile like a little kid when I find something new and that feeling of when you already know something, it still surprise your in the most random and unknown way. I called that city “home” for a year and we’ll never forget that. This was the first that we really fully enjoyed our stay and everything was more than perfect. The lunch, the walks and definitely all the laughts. I looked more dressed-up than usual and I wore my favorite pair of heels right now, I wanted to take the advantage of living the life with kids for a day, and we just enjoy one of the simplest things in love, that I’ve been taking for granted for years and now I treat like a real treasure: time. It was that perfect that when we wanted to realize, it was almost noon and there was no much light left, but still I wanted to take pictures of what I was wearing and never forget this romantic time with my love. Some time ago, I read somewhere on Instagram a sentence about the importance to spend some time everyday, a glass of wine once a week, a special date once a month and a romantic getaway once a year. This is going to be on my list of resolutions for the New Year and I’m gonna make sure we filled up this religiously ♥

Lots of love and have a lovely week 🙂

Cuando nos fuimos a Madrid, tenía claro que las casi 48h que nos íbamos a ausentar de nuestra ajetreada vida como padres, las quería dedicar enteras a nosotros, y así fue. Después del evento y de hacer algunas fotos, nos fuimos a comer y a disfrutar de los dos. Adoro que todavía hoy, después de 9 años y dos hijos, aún no hayamos perdido esa chispa que a menudo la vida diaria y la rutina acaban matando; no diré que en el día a día no sea así, tanto que si algún día nos despistamos, casi nos vamos a dormir sin habernos dado siquiera un beso! Pero son estos viajes o escapadas las que me dan la tranquilidad de saber que debajo de esas toneladas de estrés, los horarios, pañales y rutinas, de los agobios y de las discusiones absurdas por quién se olvidó de bajar los pañales sucios o de lavar los biberones, aun seguimos siendo nosotros, los que éramos entonces y los que seguimos siendo aun hoy aunque ya nada sea como antes. Desde que vivimos en Madrid durante un año, le cogimos mucho cariño a la ciudad, y cada vez que vuelvo, ya no la veo como una desconocida; ahora muchos rincones han pasado a formar parte de mi album de sitios favoritos y que albergan algunas historias y momentos especiales. Y es por eso que siempre que se nos presenta la oportunidad de ir, intentamos alargar la estancia y volver a recordar algunos de esos rincones, pero esta ha sido la primera vez que he vuelto a sentir lo que es callejear sin reloj, perderme entre las mil calles, sonreír al encontrar sitios que no conocía y que Madrid me siga sorprendiendo tanto como la primera vez que llegué y la llamé “casa” durante algunos meses de mi vida. Es la primera vez desde hace años que la hemos disfrutado pero de verdad, y es que aquel día todo fue perfecto. La comida, los paseos y las risas. Me arreglé aunque sabía que no íbamos a hacer nada especial, me puse mis tacones favoritos del momento porque ya no forman parte de mis planes de tarde, y nos dedicamos a disfrutar de una de las cosas más simples que hay, que antes no valoraba y que ahora me parece un tesoro: el tiempo. Tan rápido se sucedieron las horas, que cuando nos quisimos dar cuenta, se nos hacía de noche, y aunque nunca hacemos fotos a estas horas, no podía dejar que un día tan bonito no quedase inmortalizado en unas fotos. Hace poco leí una frase en Instagram que me encantó y que desde que la descubrí, nos la hemos tomado muy en serio. Dice algo así como que para mantener siempre viva la llama del amor y seguir queriéndonos, para no olvidarnos nunca el uno del otro a pesar de las circunstancias: “un rato al día, una caña a la semana, una cena al mes y una escapada al año”. Va  ser uno de mis propósitos de año nuevo y que pienso cumplir a pies juntillas ♥

Mil besos y linda semana 🙂

Jessie Chanes - Seams for a desire -7

Jessie Chanes - Seams for a desire -4

Jessie Chanes - Seams for a desire -10

Jessie Chanes - Seams for a desire -15

Jessie Chanes - Seams for a desire -8

Jessie Chanes - Seams for a desire -17

Jessie Chanes - Seams for a desire -12

Jessie Chanes - Seams for a desire -13

Jessie Chanes - Seams for a desire -1

// OUTFIT DETAILS //

Abrigo/Coat – Vero Moda (old)

Camisa/Shirt – Zara (new)

Jeans – Asos (old)

Tacones/Heels – Manolo Blahnik

Bolso/Bag – Chloé

Pendientes/Earrings – Zara (new)

Ear-cuff – Lowlita&You

Anillos/Rings – Parfois (new)

Estola/Faux fur scarf – Parfois (old)

Ir al post original

Posted in Uncategorized Tagged with: , , , , , , ,

Diciembre 1st, 2017 by admin

Jessie Chanes - Seams for a desire -5

Jessie Chanes - Seams for a desire -6

Jessie Chanes - Seams for a desire -3

Jessie Chanes - Seams for a desire -1

Jessie Chanes - Seams for a desire -11

Jessie Chanes - Seams for a desire -13

Lately, I’m pushing myself to find a new comfort zone out of black&white, both together or just monochromatic outfits, and introduce some color. It sounds even funny, because I always describe myself in fashion as someone who loves to mix&match prints and colors, finding new ways to wear everyday pieces; I used to take care of my look even for just walking the dog! But running -not living- this life at such speed, living under a tight schedule and not having time for anything rather diapers, breastfeeding, dolls and toys, cartoons and washable crayons… my levels of inspiration are so down and some days, I don’t really care to be honest. As I told you, I didn’t have so much time to pack my things but it seems like even despite the short time I had, it went so good. How different was to walk into my closet with a relaxed mind and opened up to whatever idea came first; it was like being in front of someone else’s closet and feel so envy about the treasures they have. Regarding to my style, the lack of time and tons of stress are affecting, but also having babies. If you are in my same position, you know that you may end up your day going down on a slide, carrying a heavy baby for hours and hourse, or running like crazy in between the aisles of the supermarket, stores,… you name it. I have to confess that, since Bruno was born, most of the day I’m just looking for something comfortable and warm to wear. When the combination is more than two basics, well I’m happy; when it’s not, I’m happy too 😉

So I feel so proud of myself because the short time I spend packing my stuff resulted in many outfits I’m loving. From this one, I really like all the shades mix together, how comfortable, warm and cozy it actually is. Definitely, it’s not the proper outfit to wear for a park date with the kiddos, but to wear on a daily basis being a very chic-mommy ;P

Lots of love and have an amazing weekend!

Últimamente estoy haciendo un esfuerzo para salirme del eterno black&white, juntos o por separado, e introducir más colores en mi día a día. Parece mentira que diga esto, yo que siempre he combinado tantos colores y estampados, que siempre buscaba cómo darle una vuelta de tuerca a casi cualquier look, incluso si era para salir a pasear al perro. Pero el estrés del día a día, vivir bajo un (estricto) horario y poco tiempo para cualquier cosa que no tenga que ver con tomas, pañales, muñecas, dibujitos o rotuladores lavables… hacen que mi inspiración y ganas mermen por momentos. Como os contaba en el post anterior, no tuve mucho tiempo para hacer la maleta para Madrid -total, eran 2 días-, pero el poco rato que estuve en el vestidor… ¡Me cundió muchísimo! Cómo se notaba que estaba con la mente despejada y relajada, porque de pronto empezaron a surgir muchísimas combinaciones improvisadas, ideas que no tenía desde hacía muchísimo! Porque no sólo afecta el vivir con la lengua fuera, es que estar siempre con algún niño cerca del que hacerte cargo, con el que terminarás tirándote por el tobogán u otro al que cargarás en brazos horas y horas, terminan afectando también a tu look. Tengo que confesar que desde que nació Bruno, cuando entro al vestidor, lo único que pienso es: algo cómodo y si se sale de lo super básico, ok, pero no es fundamental.

Así que me siento especialmente orgullosa del poco tiempo que invertí en la maleta y lo bien que me salió todo. De este look me gusta todo, pero lo que más, lo realmente cómodo que es y calentito. No es quizás apto para parques infantiles, pero sí para vestir a diario, abrigada y sin perder un ápice de estilo ;P

Jessie Chanes - Seams for a desire -7

Jessie Chanes - Seams for a desire -8

Jessie Chanes - Seams for a desire -9

Jessie Chanes - Seams for a desire -2

Jessie Chanes - Seams for a desire -10

Jessie Chanes - Seams for a desire -4

Jessie Chanes - Seams for a desire -14

Jessie Chanes - Seams for a desire -12

// OUTFIT DETAILS //

Abrigo/Coat – Vero Moda (old)

Cardigan mostaza/Mustard cardigan – The Amity Company

Jersey crudo/Off-white sweater – Zara (old)

Falda/Skirt – Zara (new)

Botas/Boots – Mas34 (new)

Sombrero/Hat – Zara (old)

Pendientes/Earrings – Lowlita&You

Bolso/Bag – Abbacino (new)

Cinturón/Belt – Vintage

Ir al post original

Posted in Uncategorized Tagged with: , , , , , ,

Noviembre 10th, 2017 by admin

Jessie Chanes - Seams for a desire-3

Jessie Chanes - Seams for a desire-4

Jessie Chanes - Seams for a desire-7

Jessie Chanes - Seams for a desire-5

Jessie Chanes - Seams for a desire-6

Jessie Chanes - Seams for a desire-15

Jessie Chanes - Seams for a desire-11

Jessie Chanes - Seams for a desire-1

Maybe it’s just me, but I’m addicted to the smell of winter and cold. I love the smell of the crispy air right after the rain, the wonderful, cozy and yummy smell of roasted chestnuts that fills the streets and going in the car with the heating on but with the windows down to feel the air… I was looking forward to this moment! To release this sweater that has been waiting patiently for me since September, to wear again these military boots that I’m loving as much as if it was their first day and bringing on some warm and cozy outfits. I guess because this year the cold had taken it time to arrive, I’m more than pleased with the cold weather. I wish I will find more oversized sweaters like this to wear them over and over, or at least that’s my kind of perfect outfit right now 🙂 I love when basic pieces look so stunning, am I right?

No sé si seré la única. Adicta a los olores del invierno y del frío. Adoro cómo huele después de la lluvia, las calles llenas de ese maravilloso y rico humo con olor a castañas asadas, ir en el coche con la calefacción pero con las ventanillas bajadas para sentir el frío… ¡Qué ganas tenía! De estrenar este jersey que me compré en Septiembre, de volver a ponerme estas botas que me siguen gustando tanto como el primer día y de volver a los looks un poco abrigados.  Supongo que porque este año se ha hecho de rogar, estoy recibiendo el frío con los brazos abiertos! Ojalá hacerme con mas jerséis de este estilo para vestirme así todos los días, o esa es mi máxima ilusión ahora mismo 🙂 Qué me gusta cuando con looks tan básicos y sencillos, das en la clave, ¿verdad?

Jessie Chanes - Seams for a desire-9

Jessie Chanes - Seams for a desire-12

Jessie Chanes - Seams for a desire-2

Jessie Chanes - Seams for a desire-10

Jessie Chanes - Seams for a desire-13

Jessie Chanes - Seams for a desire-8

Jessie Chanes - Seams for a desire-16

// OUTFIT DETAILS //

Jersey/Sweater – Zara (new)

Camisa/Shirt – The Amity Company (old)

Botas/Boots – It Shoes

Bolso/Bag – Nº21

Pendientes/Earrings – Zara (new)

Ir al post original

Posted in Uncategorized Tagged with: , , , , ,

Noviembre 8th, 2017 by admin

Jessie Chanes - Seams for a desire - Bruno - #DonBruno -16

Jessie Chanes - Seams for a desire - Bruno - #DonBruno -11

Jessie Chanes - Seams for a desire - Bruno - #DonBruno -2

Jessie Chanes - Seams for a desire - Bruno - #DonBruno -7

La lactancia es uno de los temas más espinosos y complicados sobre los que hablar. Cada una tiene una opinión y unas costumbres, al igual que otras tienen ya una idea en base a experiencias anteriores o cercanas. Con Olivia se quedaron muchos temas pendientes en el tintero, así que con la llegada de Bruno, tenía claro que los quería sacar a la luz y este es sin duda por el que más me habéis preguntado junto con el tema sueño. No sé muy bien por dónde empezar porque siento que hay mucho que decir y que contar. Al ser un tema tan complicado al tiempo que personal, no quiero que nadie se sienta ofendida y ni mucho menos juzgada. Cada una lo hace lo mejor posible y no hay que olvidar que cada familia tiene unas necesidades distintas; no es lo mismo un bebé, que tener dos al mismo tiempo o más. Obviamente, nadie tiene la fórmula mágica ni tampoco la panacea; hay cosas que a unas nos funcionan de maravilla y a otras que nada en absoluto. Del mismo modo, hay toda clase de bebés con diferentes necesidades o preferencias, así que lo que te sirvió con uno puede ser que no sirva con el otro, ni que mi experiencia sea extrapolable a la de las demás. En cualquier caso, he aprendido muchas cosas sobre todo de la etapa con Olivia y os voy a contar qué cosas siento que hice mal con Olivia y que he cambiado con respecto a Bruno y ha sido todo para mejor.

 Antes de seguir, es MUY IMPORTANTE dejar claro que la leche materna es el mejor alimento que podemos darle a nuestro bebé, porque está hecha a su medida y pensada para que cubra todas sus necesidades, tanto las generales como las puntuales. Dicho ésto, repito: la leche materna es el mejor alimento para nuestros hijos pero no es lo único bueno que podemos hacer por ellos.

OLIVIA

A Olivia le di lactancia materna exclusiva (LME) hasta los 6 meses, que fue cuando introducimos los sólidos progresivamente y decidí cambiar la toma de la “cena” por un biberón. Mantuve la lactancia mixta hasta los 8 meses y ahí corté –en seco para ser más exactas.

A menudo leo muchísimos comentarios en foros, páginas, blogs e Instagrams de madres que dicen que disfrutan de la lactancia, que es su momento favorito del día. Yo no lo odio pero tampoco me encanta. Y dado que Bruno es más tranquilo, “disfruto” un poco las tomas que podemos hacer con calma que, con una niña de dos años, mas bien son pocas. Con Olivia disfruté algo las dos primeras semanas y a partir de ahí empezó lo que recuerdo como una “tortura”. No había más niños correteando de un lado para el otro, pero eran tan largas y tan seguidas las tomas, tanto de día como de noche que se me hacía muy pesado y cuesta arriba. Leí que conforme crecían mamaban más rápido, pero la cosa nunca -NUNCA- cambió hasta los 8 meses que le di el pecho. Me frustraba no poder hacer nada, no dormir ni de día ni de noche. Cada vez que hacíamos por salir, tocaba darle otra vez el pecho lo que suponía retrasar todo al menos una hora más… Mi vida giraba en torno a sus tomas y darle el pecho, empecé a anularme y a aislarme de todo y todos, incluso de Salva, porque sentía que nadie me entendía y no imaginaban por lo que estaba pasando. Poco a poco, fui perdiendo las ganas y la ilusión por las cosas, hasta el punto que hubo días que me levantaba y sólo pensaba “ahora me levanto, desayuno y me vuelvo a meter en la cama”. Nunca me apetecía salir a comer o cenar a la calle, no quería que viniesen a casa a verme… Nunca en mi vida me he sentido menos yo que en esa época. Nunca fui al psicólogo y tardé en darme cuenta pero estoy segura que pasé una (pequeña) depresión. Sé que lo que me empujó a esa depresión fue el afán de querer hacerlo todo perfecto, ser la madre perfecta y la que estuviese ahí cada noche, en cada llanto y en que cada momento. Hasta que a los 6 meses introducimos el biberón, me desperté todas las noches desde que nació, bastantes veces y la mayoría de ellas durante varias horas. Nadie sabe lo que es no dormir por costumbre hasta que lo padece, porque una mala noche la sobrevive cualquiera… Salva se ofreció cada día a hacerse cargo de ella, a darle un biberón o simplemente quedarse un rato con ella. Lo que fuese con tal de que yo pudiese dormir una noche bien, descansar y desconectar. La verdad es que lo necesitaba y aun así, no quise ceder. No me lo permití mejor dicho. Había leído tantas y tantas veces que si le daba el biberón rechazaría el pecho y disminuiría la producción que ni siquiera quise probarlo, así que no me concedí un solo descanso.

No aceptar ayuda, querer estar presente en cada momento y pretender ser la madre perfecta todo el día es lo que te puede llevar a tal nivel de frustración que termines deprimiéndote. Y no lo digo por decir. Dar este paso al frente me ha costado mucho trabajo y tiempo. Nunca antes me he abierto tanto con vosotras como en este post que hoy publico pero que llevo semanas escribiendo… Primero fue el hecho de reconocerme a mi misma –con los conocimientos que tengo- que estaba deprimida. Eso fue lo peor de todo. Un palo muy grande y algo por lo que nunca imaginé que podía pasar. Y es especialmente complicado porque piensas que eso no te puede estar sucediendo, niegas lo evidente o que no lo es tanto. Cada día me levantaba pensado que la semana siguiente la afrontaría de otra forma, con otro ánimo y más ganas, pero las semanas se empezaron a suceder y nada cambiaba. Lo segundo, ser valiente y abrirme a contarlo, aunque sólo se lo dije a Salva. Con el tiempo, se lo fui contando a mi madre y a algunas amigas, pero el primer año de Olivia lo pasé muy mal. No era yo, me perdí en el camino y no sabéis el miedo que es tener la duda de si algún día volverás a ser tú, volverás a sentirte feliz y llena, si vivirás algún día sin sentirte agotada aún no habiendo hecho nada… Es como si alguien urgase dentro de ti y se llevara una parte, quizás la mejor de todas. Quizás os choque que os cuente esto y quizás os resulte difícil de creer, pero si pensáis que una persona que está en depresión se queda encerrada en su casa, metida en la cama sin salir y llorando, estáis completamente equivocadas. Por supuesto hubo momento en ese año que fui feliz, pero una cosa no cambia la otra: nunca fui yo, o al menos así lo sentía. Describir cómo te sientes en una situación así es complicado…

Es verdad eso que dicen de que la depresión post-parto es un tabú y nadie la comenta. Por eso sé que como yo habrá muchas madres ahí fuera que se sienten en una espiral de la que no pueden salir o no saben. Si me estáis leyendo, no dudéis en pedir ayuda. Salir de algo así por uno mismo es MUY complicado y en mi caso creo que ha sido porque precisamente soy psicóloga y sé cómo es todo. Y también sé que muchas de esas madres que se encuentran dentro de la espiral es porque se sienten cansadas, hartas de no dormir o no poder salir a respirar el aire fresco. Muchas de estas madres hace tiempo que dejaron de disfrutar la lactancia y aún así, no saben cómo hacerlo o qué otras alternativas hay. Dar el pecho a demanda y en exclusiva puede llegar a agobiar mucho si no cuentas con el apoyo adecuado y ni que decir tiene si no estás con el ánimo. Es más que compresible y aceptable que no todas disfrutemos de la lactancia hasta ese nivel de dedicación y satisfacción absoluta, y aún así lo hagamos porque sabemos que es el mejor alimento para ellos. Al final, eso es lo que nos mueve a todas a hacerlo, continuarlo en el tiempo y superar cada bache en el camino. Pero no es excluyente e igual de importante es que la madre, que nosotras, nos sintamos bien. Si me apuráis,  es casi más importante lo segundo que lo primero. Hay que estar bien para poder ocuparnos de nuestros hijos bien, que el tiempo que pasemos sea de calidad, que podamos ofrecerles estímulos y experiencias, que seamos y nos sintamos ante todo nosotras mismas. ¿Cómo vas a cuidar de otra persona si no puedes cuidar de ti misma?

Ya sólo cuando introducimos el biberón de la noche a los 6 meses para mi supuso un respiro! Tenía ese rato para mi, para darme una ducha tranquila, descansar o cocinar un rato para distraerme, aprovechaba para adelantar trabajo y relajarme.  Nunca había pensado en una fecha en la que dejar el pecho y aunque la idea me producía mucho alivio, también mucha pena. Pensé que lo mejor era no pensarlo, que sucediese de manera natural cuando fuese. Sin embargo, hoy agradezco que la señal surgiese sola, porque quizás de otro modo no hubiese sabido cómo dejarlo y esa depresión se habría dilatado en el tiempo. Cuando dejé por completo la lactancia materna y Olivia ya no sólo dependía de mi, sentí que me quitaba un gran peso de encima que me estaba ahogando. Por supuesto, no en todos los casos la depresión se debe a las mismas circunstancias o factores, pero sé que en mi caso fue la lactancia y en cómo de exigente me obligué a vivirla.

Jessie Chanes - Seams for a desire - Bruno - #DonBruno -1

Jessie Chanes - Seams for a desire - Bruno - #DonBruno -12

Jessie Chanes - Seams for a desire - Bruno - #DonBruno -15

Jessie Chanes - Seams for a desire - Bruno - #DonBruno -17

Jessie Chanes - Seams for a desire - Bruno - #DonBruno -8

Jessie Chanes - Seams for a desire - Bruno - #DonBruno -3

Jessie Chanes - Seams for a desire - Bruno - #DonBruno -10

 …

BRUNO

 Antes de la llegada de Bruno, hablamos mucho sobre el tema e incluso me planteé darle biberón y leche de fórmula a Bruno desde el primer día. Tenía miedo de volver a caer en una depresión, de volver a verme encerrada en casa día y noche, cansada y sin poder dormir, angustiada si no estaba a menos de 10cm de mi bebe… Para que os hagáis una idea de cómo fui la primera vez que me estrené como madre, un día llegué a pasar 18h seguidas con Olivia en brazos… ¡¡18 horas!! No la solté ni para cenar, ir al baño y durmió en mis brazos toda la noche. Así que imaginad cómo me cambiaba el chip cuando mencionaba el tema de darle pecho a Bruno… ¡Casi no lo podía ni escuchar!

Creí que lo tenía claro, pero al mismo tiempo sentía que si no se lo daba el pecho entonces no le estaba ofreciendo las mismas oportunidades que a Olivia y eso me hacía sentirme mala madre y egoísta. Conforme se aproximaba la fecha en la que salía de cuentas, tomamos una primera decisión: probábamos a dar el pecho la primera semana a ver qué tal funcionaba todo y cómo me sentía, y en función de eso tomaríamos otra decisión. Porque claro, esta vez no sólo tenía ese miedo inicial sino que se sumaba el pavor que me daba pensar en que no iba a poder atender a Olivia bien y no iba a poder pasar tiempo con ella. La segunda decisión fue que si todo iba bien, intentábamos mantener el pecho durante toda la cuarentena, y a esto añadimos el anexo de hasta que le pusieran las primeras vacunas. En medio de todo esto, he pasado dos mastitis que me han fortalecido pero que también me han dado ganas de tirar la toalla… Y a día de hoy, casi 3 meses después, concretamente 85 días, sigo con lactancia materna pero con algunas diferencias que han marcado un antes y un después en todo.

Jessie Chanes - Seams for a desire - Bruno - #DonBruno -6

Jessie Chanes - Seams for a desire - Bruno - #DonBruno -4

Jessie Chanes - Seams for a desire - Bruno - #DonBruno -5

QUÉ APRENDÍ

 La gran enseñanza que saco del primer año de vida de #missOlivia es que hay que tomarlo todo con calma y alcanzar un equilibrio. Ni todo es blanco, ni todo es negro. No hay que seguir a rajatabla ninguna recomendación y hay que hacer mucho caso al instinto de cada una. Hay que escucharse y conocer nuestros límites, aunque luego nos queramos obligar a superarlos, pero saber hasta donde somos capaces de llegar en buenas condiciones. En la distancia, he visto que con Olivia me forcé en exceso con el pecho. Creo que si me hubiese dado un respiro y no hubiese sido tan exigente conmigo misma, lo habría vivido todo mejor, con más calma y quizás no habría caído en esa depresión.

Es por eso que esta vez estoy haciendo todo el esfuerzo necesario para mantener la lactancia materna y doy gracias de que Bruno es un niño muy tranquilo y muy dormilón. No le he puesto horarios pero de día suele aguantar unas 3-4 horas entre toma y toma (también hay excepciones!) y de noche duerme del tirón 6-7 horas, hace una toma y sigue durmiendo unas cuantas horas más. Pero no sólo ha ayudado que sea un bebé mas tranquilo, sino cómo mentalmente he afrontado yo esta vez la situación. Tenía claro que no iba a esperar 6 semanas para ofrecerle el chupete, como hice con Olivia. (A la semana de nacer Bruno, sentí que estaba teniendo la confusión chupete-pezón así que lo retiré durante 4-5 días y cuando todo volvió a la normalidad, volví a introducir el chupete y sin problemas). Tampoco iba a demorar la introducción del biberón porque en función de eso, Bruno iba a depender más o menos de mi. Del mismo modo, tenía claro que también quería que se acostumbrase en cierta manera a la leche de fórmula por si las moscas. Es decir. Con Olivia, siempre tuvimos un entorno muy cuidado, cada cosa que no estaba pensada, creíamos que nos iba a alterar todo. Vivíamos a merced del caótico horario instaurado por Olivia, porque con ella cada día era completamente diferente. Nunca tuvo un patrón de comportamiento hasta que cumplió un año. Con Bruno, queríamos cometer los mismos errores así que nuestra intención era y es que fuese un bebé todoterreno, adaptable a cualquier situación y a cualquier imprevisto que pudiese surgir. Así que para mi era fundamental esas tres cosas: chupete, biberón y leche de fórmula.

El biberón puede ser una herramienta muy útil para nosotras, que nos puede facilitar mucho la vida y hacer que la experiencia de ser mamá sea aún más agradable. Creo que se ha estigmatizado en exceso al biberón, como si fuese el diablo en la Tierra, y no hay que olvidar que podemos alimentar al bebé con nuestra propia leche pero en biberón. Creo que es una herramienta concebida para la vida actual. No es la manera natural, de eso no hay duda, pero las circunstancias actuales no son las de hace años y creo que avanzar para luego dar 3 pasos atrás, no tiene sentido… Una matrona me dijo hace poco que si quería mantener durante tiempo la lactancia materna sin que eso influyese demasiado en mi vida, en la atención que le dedicaba a Olivia y em dejase trabajar, tenía que hacer un uso activo del sacaleches.

Jessie Chanes - Seams for a desire - Bruno - #DonBruno -13

Jessie Chanes - Seams for a desire - Bruno - #DonBruno -9

Jessie Chanes - Seams for a desire - Bruno - #DonBruno -14

CÓMO LO ESTOY HACIENDO

Esta vez sí que le estoy dando uso al sacaleches que con Olivia, como podréis imaginar, a penas usé. Por las condiciones de nuestro trabajo, sabíamos que íbamos a tener que separarnos aunque fuese un rato de Bruno desde bien pequeño, así que desde antes de que cumpliese el primer mes, ya empecé con mi pequeño banco de leche en el en casa. Ahora cuando salimos a hacer fotos un momento o una noche que se quedaron mis padres con Bruno, no hay problema porque tengo leche suficiente en el congelador.  Así cuando vamos con prisa y sé que darle el pecho me va a retrasar mucho, Salva le da el biberón mientras yo me visto. O si sé que tenemos algún plan de calle y no me apetece tener que estar pendiente de darle pecho, el biberón vuelve a ser mi solución. Porque aunque dar el pecho es lo más natural del mundo, no hay que olvidar que a muchas mujeres le puede dar vergüenza y es más que comprensible. ¿Y sabéis que es lo mejor? Saber que cuento con esa herramienta me ha liberado mentalmente, no me siento presionada porque sé que si un día estoy demasiado agotada, tengo un plan B listo. No estoy recurriendo a él tanto como pensé en su día precisamente porque sé que lo tengo, y eso ha hecho que todo me lo tome con mucha más calma y esté menos estresada.

 Y si alguna os preguntáis que por qué quiero que también se acostumbre a la leche de fórmula si le doy el pecho y además hago uso de biberones con mi leche, os diré que pueden surgir muchas complicaciones con las que no contamos. Por ejemplo, caer enferma. Quizás te pueda pillar con poca leche en el congelador porque la hayas tenido que usar y ¿entonces qué? Yo he estado con mastitis, haciendo el esfuerzo de darle el pecho como podía con 39,5 de fiebre y Bruno rechazarlo porque no aguantaba el calor que yo desprendía. Además, hay ciertos medicamentos (como algunos antibióticos) que pueden alterar ligeramente el sabor de la leche, lo suficiente como para que algunos bebés la rechacen. Luego pensé que también tenía a Olivia, y que podían surgir imprevistos con ella y quería estar tranquila sabiendo que me podía ocupar de ella también. No quería sentirme atada al pecho, y si en algún momento sentía que algo no iba como quería, poder hacer una transición de pecho a biberón de leche de fórmula muy natural, porque Bruno ya estaría acostumbrado. Lo de la leche de fórmula lo digo como consejo porque lo veo práctico, pero obviamente si pensáis que en ningún caso vais a veros en la necesidad, pues no lo hagáis. Pero sí que pienso que es importante (y un salvavidas!) que el bebé acepte el biberón. Además, ya sabéis que la leche materna hay que “cuidarla” como oro en paño y mucho menos desperdiciarla. Si en algún momento quiero tener leche para Bruno preparada pero no estoy segura que se la va a tomar (por ejemplo, cuando vamos de viaje), le preparo un biberón de leche de fórmula en vez de mi leche. Así, si no se lo toma todo o finalmente no lo quiere, lo que desperdicio no es mi leche materna…

En resumen, el biberón ha hecho que esta vez la experiencia sea totalmente distinta, que esté más relajada y sobre todo hace posible funcionar a nivel familia. Porque con un solo bebé, siempre tienes la opción de adaptarte a él, de seguir su ritmo. Pero cuando ya hay niños (y trabajo!), hay que hacer porque el bebé se adapte lo máximo posible a la rutina familiar. En numerosas ocasiones he leído que un mal consejo puede estropear una exitosa lactancia y será verdad. Pero como me dijo esa misma matrona, hay muchas lactancias que se han echado a perder precisamente por el agotamiento y no querer recurrir al uso de biberón. Creo firmemente que un biberón puede salvar más lactancias maternas que las que puede echar por tierra. Y no, no porque una toma la cambies por biberón te va a bajar la producción de leche automáticamente. Y si crees que va a pasar demasiado tiempo hasta la siguiente toma, te puedes extraer la leche de esa toma que te estás saltando.

En definitiva, quiero que sepáis que hay opciones y que hay que hacer uso de todas las herramientas que nos pueden ayudar en esta etapa tan bonita como estresante y agotadora. Que no eres una mala madre por desear tener un tiempo para ti y querer descansar un ratito, por un día no tener paciencia o por no tener ganas de jugar. Que somos madres, pero antes de eso también éramos personas y es una obligación con nosotras el mantenernos bien. Desde el minuto en que te conviertes en madre, sabes que te queda por delante un largo camino lleno de sustos y sufrimiento, un mar de dudas que seguramente nunca se llegarán a disipar y aunque pasen los años, nunca dejarán de agobiarte. Así que no vamos a cargarnos más de lo necesario, que para eso esta la vida y sus lecciones.

 …

Espero que este post os haya servido de ayuda o aunque sea de alivio al saber que muchas otras están como estás tú, y que os anime saber que al final todo pasa… Sé que a veces cuesta oírlo -o leerlo- pero nada es eterno ni para siempre. Este post lo he escrito desde el cariño y con el deseo de compartir lo que he aprendido, tal y como se lo diría a cualquiera de mis amigas, pero sobre todo, que sepáis que está escrito desde el respeto y que todas las opciones son BUENAS OPCIONES, y que todas somos las mejores madres que nuestros hijos podrían tener.

Ir al post original

Posted in Uncategorized Tagged with: , , , , , ,

Noviembre 6th, 2017 by admin

Jessie Chanes - Seams for a desire -6

Jessie Chanes - Seams for a desire -10

Jessie Chanes - Seams for a desire -11

Jessie Chanes - Seams for a desire -14

Jessie Chanes - Seams for a desire -1

Jessie Chanes - Seams for a desire -12

Jessie Chanes - Seams for a desire -16

Jessie Chanes - Seams for a desire -5

The last time I wore this dress I was still pregnant, and the outfit I created this time is pretty similar to the old one but with so different vibes. I love long and midi dresses because I enjoy this game of layers so much. Lace dresses are become a basic on the closet, and since I play with them so much, with long cardigans or turtleneck seaters, creating more laid-back outfits or with a pair of sneakers, I cannot imagine my day to day without them! I’m obsessed with monochromatic combos and this is not my first proposal, and definitely it’s not going to be the last. If you ask me, try out long lace dresses paired with heeled boots, they look out of this world!!

La última vez que me puse este vestido, aún estaba embarazada y el look que hice entonces (click aquí!), se parece mucho a este aunque con aire totalmente distinto. Cada vez me gustan más los vestidos largos y midi para precisamente poder hacer este juego de capas. Los vestidos lenceros son una pieza que ya hace mucho se volvieron un imprescindible en el armario, y desde que los combino con jerseis superpuestos o largos cardigans, los combino para looks más arreglados o con sneakers para diario, no concibo mi día a día sin ellos. Esta vez quise apostar por un look en tonos rosa empolvado y me encanta! Estoy obsesionada con las propuestas monocolor y seguro van a ser recurrentes en el blog. También os recomiendo probar los vestidos y faldas largas y midi con botas de tacón, quedan espectaculares!!

Jessie Chanes - Seams for a desire -4

Jessie Chanes - Seams for a desire -3

Jessie Chanes - Seams for a desire -9

Jessie Chanes - Seams for a desire -7

Jessie Chanes - Seams for a desire -13

Jessie Chanes - Seams for a desire -8

Jessie Chanes - Seams for a desire -15

Jessie Chanes - Seams for a desire -2

// OUTFIT DETAILS //

Jersey/Sweater – Zara (new)

Vestido/Dress – Zara (old)

Botas/Boots – Isabel Marant (old)

Sombrero/Hat – Zara (new)

Collar/Necklace – Lowlita&you

Pendientes/Earrings – Lowlita&you

Bolso/Bag – Chloé

Ir al post original

Posted in Uncategorized Tagged with: , , ,

Noviembre 3rd, 2017 by admin

Jessie Chanes - Seams for a desire - C and A - C&A -3

Jessie Chanes - Seams for a desire - C and A - C&A -4

Jessie Chanes - Seams for a desire - C and A - C&A -9

Jessie Chanes - Seams for a desire - C and A - C&A -2

Jessie Chanes - Seams for a desire - C and A - C&A -14

Jessie Chanes - Seams for a desire - C and A - C&A -13

It seemed that this thing was never going to come but yes… Slowly but surely, the air is turning cold day by day. For sure, I’m a summer kinda girl and I tolerate so much better hot than cold, but thinking about warm sweaters, coats and jackets brand new makes the transition into the cold more bearable. Years ago, we made the cleaning wardrobe as soon as Autumn officially started -or at the beginning of the schoolyear – but now seasons have their own time and that is why I’m just taking off all the outwear. I like to take a look on all the old clothes, bringing back some memories (the looks I made with those pieces… I think I count the years and months depending on the looks I published on the blog!) and guessing which clothe will be the star of my closet this year. Among them, I’m sure there will be bombers since I declared myself  fan #1 years ago, and in particular this one from C&A. Bomers are the perfect mix of a basic daily jacket that also add that chic-casual touch to the most dressed-up outfits! The best thing about the bombers is that they fit so good in general no matter the body or the shape, it adapts to all the styles and almost any circumstance. It’s an off-road jacket 😉

So,open the doors of your closet and bring a warm welcome to all the new stuff is about to arrive 🙂

Parecía que nunca iba a llegar pero sí… Poco a poco el frío se está haciendo notar. Yo me considero más una chica de verano y del calor, pero pensar de nuevo en los jerséis calentitos, los abrigos y las chaquetas que están por estrenar hace que la transición total al frío no me de tanta pereza y sea más llevadera. Antes hacíamos los cambios de armario conforme acababa el verano -o al comienzo del colegio- pero ahora las estaciones van a otro ritmo y  es por eso que hasta ahora no me he puesto a sacar la ropa de abrigo. Me gusta volver a sacar todo, recordar algunas anécdotas (los looks que hice con esas prendas… Creo que ya cuento los años en función de los looks del blog!) e ir pensando en qué prendas serán las estrellas de mi armario. Entre ellas seguro que estarán las bombers, de las que me declaré fan hace ya muuchos años, y en concreto de esta en tejido de borrego de C&A. Son el mix perfecto entre una prenda básica de diario y la que al mismo tiempo consigue darle ese punto chic-desenfadado a los looks más pensados! Lo mejor de las bombers es que sienta bien en general y nos favorece a todas en particular , se adapta a todos los estilos y casi a cualquier circunstancia. Es una chaqueta todoterreno 😉

Así que recién estrenado Noviembre, abrir vuestras puertas y empecemos a darle la bienvenida a los abrigos 🙂

Jessie Chanes - Seams for a desire - C and A - C&A -6

Jessie Chanes - Seams for a desire - C and A - C&A -5

Jessie Chanes - Seams for a desire - C and A - C&A -7

Jessie Chanes - Seams for a desire - C and A - C&A -8

Jessie Chanes - Seams for a desire - C and A - C&A -10

Jessie Chanes - Seams for a desire - C and A - C&A -12

Jessie Chanes - Seams for a desire - C and A - C&A -15

Jessie Chanes - Seams for a desire - C and A - C&A -11

// OUTFIT DETAILS //

Bomber –C&A (new)

Blusa/Blouse – C&A (new)

Jeans – C&A (new)

Bolso/Bag – Chloé

Pañuelo/Scarf – Vintage

Ir al post original

Posted in Uncategorized Tagged with: , , ,