Agosto 17th, 2017 by admin

Después de lo bien que lo pasamos el año pasado de despedida en Lisboa, mi amiga Lauri y yo queríamos repetir viaje de amigas este verano. Así que nos subimos al coche y pusimos rumbo a Oporto. Sabéis que me encanta Portugal y más aún Porto (podéis ver otro de mis viajes aquí), y estas mini vacaciones las disfruté como una enana. Nunca me canso de esta ciudad y siempre descubro sitios nuevos, esta vez, con la ayuda de mi amiga portuguesa Joana (podéis ver su blog Jo&CompanyStyle aquí). Y estos fueron nuestros planes para tres días en Portugal entre amigas!!

Día 1

El primer día en Oporto empezamos con un desayuno muy rico y saludable en Noshi Coffe, muy cerca de la Universidad de Oporto. Este local vegano es especialista en desayunos y allí tomamos unas tostadas con pollo y aguacate riquísimas. Me encantó la terraza interior con un jardín colgante.

Del Noshi Coffe nos fuimos a dar un paseo por la Torre dos Clérigos y flipamos con las colas para entrar en la librería Lello, la librería de Harry Potter. Por suerte, yo ya la había visitado el año pasado (aquí), así que, con el estómago lleno, pusimos rumbo a la playa.

Fuimos a la zona del sur de Oporto, por Vila Nova de Gaia, hasta llegar a la playa de Aguda. Es una zona muy bonita, pero muy venteada. Tiene un paseo con un montón de restaurantes cuquis para comer. Allí estuvimos tomando el sol un buen rato, haciendo fotos en las playas vecinas y sus preciosas dunas. La siguiente parada la tenía clara, se la había visto a Joana en su perfil de Instagram: el Daikiri Bar, en la praia da Madalena. Tiene palmeras y buena música, y una sangría riquísima.

Finalizada la jornada playera volvimos a Oporto. Tenía otro local pendiente en la lista: el Miradouro Ignez. Nunca había experimentado la puesta del sol con vistas al río Douro, así que ese era el momento. El sitio tiene unas vistas muy buenas y una luz preciosa con la puesta del sol. Nosotros solo tomamos unas sangrías, pero también tienen carta con hamburguesas.

A esas alturas del día estábamos muertas de hambre. Así que buscamos un sitio para cenar. Miss’Opo estaba en mi lista de pendientes desde hace más de un año, pero nunca conseguía verlo abierto. Esta era mi oportunidad y a las ocho de la tarde (durante la semana en verano solo abre para cenas) estábamos puntuales allí para intentar coger mesa. No teníamos reserva, pero tuvimos suerte y nos sentaron en una mesa compartida. El local es una pasada, el ambiente muy bueno y la comida riquísima. Los platos están escritos a mano en una hoja reciclada. En el menú que nos tocó a nosotras había sopa do emigrante (de verduras, muy buena), carne y una fabada portuguesa increíble.

Día 2

El segundo día buscamos un sitio nuevo para desayunar. Encontré uno que tenía muy buena pinta, en la zona de artista de Miguel Bombarda. Se llama Época Cafe y tomé la tostada más rica del mundo. Llevaba tomate casero (hecho al horno el día anterior), huevo, rúcula y queso parmesano. Increíble!! El sitio es pequeño, muy Brooklyn, y tiene algún libro de inspiración para quedarte allí todo el día.

Después del desayuno el objetivo del día era llegar a las Piscinas das Marés, en Leça da Palmeira, al norte de Oporto. Son unas piscinas diseñadas por Álvaro Siza, el arquitecto de cabecera de Oporto (y el de mi facultad en Santiago de Compostela) que están pegadas al mar. Aunque también hacía bastante viento (es lo que tiene estar a descubierto en el océano Atlántico), se estaba muy bien. La zona es una maravilla y merece mucho la pena ir. Nosotros pagamos la entrada de medio día, 4 euros.

Esa noche tocó cenar en uno de mis sitios favoritos de Oporto: Cantina 32. Ya había estado en febrero del año pasado y esta vez repetí con mi amiga Lauri. Es el sitio perfecto para tomar bacalao y otros platos típicos portugueses. Esta vez probé su postre estrella: banana cheescake. Sí, es la maceta que podéis ver en la foto. Parece una planta, pero es la tarta más rica del mundo!

Día 3

Tercer día y tercer desayuno. El lugar elegido fue O Diplomata. Ya había estado allí con mi amiga Joana. Es muy famoso por sus tortitas y suele haber cola. También tiene unos desayunos muy ricos. Nosotras nos tomamos unos bocadillos con huevo y bacon, perfectos para reponer fuerzas.

Después de cargar pilas en O Diplomata hicimos un poco de shopping. Hay una tienda muy chula que merece la pena visitar: Coraçao Alecrim. Tiene antigüedades, bolsos de rafia y revistas chulas como Cereal o Kinfolk.

Nuestro viaje acabó en el museo de la Fundación Serralves. La entrada cuesta 10 euros y tiene unos jardines preciosos en los que pasar el día (con burros incluidos). Allí encontramos esta casa rosa tan fotogénica.

¡Espero que os haya gustado mi guía de Oporto! ¡Besos y muchas gracias por vuestras visitas y comentarios!

 



La entrada Lost in… Portugal. Tres días en Oporto aparece primero en Donkeycool.

Ir al post original

Posted in Uncategorized Tagged with: , , , , , , , ,

Agosto 17th, 2017 by admin

Después de lo bien que lo pasamos el año pasado de despedida en Lisboa, mi amiga Lauri y yo queríamos repetir viaje de amigas este verano. Así que nos subimos al coche y pusimos rumbo a Oporto. Sabéis que me encanta Portugal y más aún Porto (podéis ver otro de mis viajes aquí), y estas mini vacaciones las disfruté como una enana. Nunca me canso de esta ciudad y siempre descubro sitios nuevos, esta vez, con la ayuda de mi amiga portuguesa Joana (podéis ver su blog Jo&CompanyStyle aquí). Y estos fueron nuestros planes para tres días en Portugal entre amigas!!

Día 1

El primer día en Oporto empezamos con un desayuno muy rico y saludable en Noshi Coffe, muy cerca de la Universidad de Oporto. Este local vegano es especialista en desayunos y allí tomamos unas tostadas con pollo y aguacate riquísimas. Me encantó la terraza interior con un jardín colgante.

Del Noshi Coffe nos fuimos a dar un paseo por la Torre dos Clérigos y flipamos con las colas para entrar en la librería Lello, la librería de Harry Potter. Por suerte, yo ya la había visitado el año pasado (aquí), así que, con el estómago lleno, pusimos rumbo a la playa.

Fuimos a la zona del sur de Oporto, por Vila Nova de Gaia, hasta llegar a la playa de Aguda. Es una zona muy bonita, pero muy venteada. Tiene un paseo con un montón de restaurantes cuquis para comer. Allí estuvimos tomando el sol un buen rato, haciendo fotos en las playas vecinas y sus preciosas dunas. La siguiente parada la tenía clara, se la había visto a Joana en su perfil de Instagram: el Daikiri Bar, en la praia da Madalena. Tiene palmeras y buena música, y una sangría riquísima.

Finalizada la jornada playera volvimos a Oporto. Tenía otro local pendiente en la lista: el Miradouro Ignez. Nunca había experimentado la puesta del sol con vistas al río Douro, así que ese era el momento. El sitio tiene unas vistas muy buenas y una luz preciosa con la puesta del sol. Nosotros solo tomamos unas sangrías, pero también tienen carta con hamburguesas.

A esas alturas del día estábamos muertas de hambre. Así que buscamos un sitio para cenar. Miss’Opo estaba en mi lista de pendientes desde hace más de un año, pero nunca conseguía verlo abierto. Esta era mi oportunidad y a las ocho de la tarde (durante la semana en verano solo abre para cenas) estábamos puntuales allí para intentar coger mesa. No teníamos reserva, pero tuvimos suerte y nos sentaron en una mesa compartida. El local es una pasada, el ambiente muy bueno y la comida riquísima. Los platos están escritos a mano en una hoja reciclada. En el menú que nos tocó a nosotras había sopa do emigrante (de verduras, muy buena), carne y una fabada portuguesa increíble.

Día 2

El segundo día buscamos un sitio nuevo para desayunar. Encontré uno que tenía muy buena pinta, en la zona de artista de Miguel Bombarda. Se llama Época Cafe y tomé la tostada más rica del mundo. Llevaba tomate casero (hecho al horno el día anterior), huevo, rúcula y queso parmesano. Increíble!! El sitio es pequeño, muy Brooklyn, y tiene algún libro de inspiración para quedarte allí todo el día.

Después del desayuno el objetivo del día era llegar a las Piscinas das Marés, en Leça da Palmeira, al norte de Oporto. Son unas piscinas diseñadas por Álvaro Siza, el arquitecto de cabecera de Oporto (y el de mi facultad en Santiago de Compostela) que están pegadas al mar. Aunque también hacía bastante viento (es lo que tiene estar a descubierto en el océano Atlántico), se estaba muy bien. La zona es una maravilla y merece mucho la pena ir. Nosotros pagamos la entrada de medio día, 4 euros.

Esa noche tocó cenar en uno de mis sitios favoritos de Oporto: Cantina 32. Ya había estado en febrero del año pasado y esta vez repetí con mi amiga Lauri. Es el sitio perfecto para tomar bacalao y otros platos típicos portugueses. Esta vez probé su postre estrella: banana cheescake. Sí, es la maceta que podéis ver en la foto. Parece una planta, pero es la tarta más rica del mundo!

Día 3

Tercer día y tercer desayuno. El lugar elegido fue O Diplomata. Ya había estado allí con mi amiga Joana. Es muy famoso por sus tortitas y suele haber cola. También tiene unos desayunos muy ricos. Nosotras nos tomamos unos bocadillos con huevo y bacon, perfectos para reponer fuerzas.

Después de cargar pilas en O Diplomata hicimos un poco de shopping. Hay una tienda muy chula que merece la pena visitar: Coraçao Alecrim. Tiene antigüedades, bolsos de rafia y revistas chulas como Cereal o Kinfolk.

Nuestro viaje acabó en el museo de la Fundación Serralves. La entrada cuesta 10 euros y tiene unos jardines preciosos en los que pasar el día (con burros incluidos). Allí encontramos esta casa rosa tan fotogénica.

¡Espero que os haya gustado mi guía de Oporto! ¡Besos y muchas gracias por vuestras visitas y comentarios!

 



La entrada Lost in… Portugal. Tres días en Oporto aparece primero en Donkeycool.

Ir al post original

Posted in Uncategorized Tagged with: , , , , , , , ,

Agosto 1st, 2017 by admin

Skógafoss

Vuelvo de nuevo a mis post de Islandia y a nuestra ruta de diez días por la isla. Lo había dejado en la noche de nuestro sexto día, en el Rivel Hotel, en la zona de Hella, en el sur del país. Y allí fue donde amanecimos nuestro séptimo día. Después de tomar un par de cafés (creo que sin tres no soy persona) nos pusimos en marcha. Ese día teníamos muchos planes, creo que más que ningún otro. ¡Allá vamos!

Avión abandonado

Nuestro primer objetivo era llegar al avión abandonado de la marina americana. Como os conté en este post, es fácil encontrar el acceso desde la carretera principal, aunque hay que estar atento. El aparcamiento está justo después de pasar la cascada de Skógafoss en dirección a Vik. Dejas el coche y a caminar unos 40 minutos por la nada más absoluta!!! El camino (que transcurre por una finca privada) es largo, pero mereció mucho la pena. Madrugamos y tuvimos tiempo de estar solos en los restos del avión, pero el tema empezó a animarse cuando nos íbamos de este paisaje lunar.

Después de la aventura con el avión pusimos rumbo a Vik. El pico del sur de la isla es uno de los lugares más lluviosos de Islandia. Allí está una de las playas de arena negra más famosas y las columnas de basalto de Reynisfjara. Creo que fue la zona en la que nos encontramos más turistas. Para reponer fuerzas nos tomamos unos perritos calientes, uno de los sustentos más económicos que podéis encontrar en Islandia.

Y de allí rumbo a la impresionante cascada de Skógafoss, entre campos verdes y montañas con caballos salvajes a sus pies. Esta catarata impresiona, y mucho. Y también moja. Sobre todo si, como yo, quieres tener la foto justo debajo del mega chorro. Acabé empapada, literalmente, pero contenta ;).

De vuelta al hotel, el mismo de la noche anterior, hicimos millones de paradas para fotografíar caballos, montañas y las granjas con tejados de hierba típicas de Islandia. ¡Aquí podéis ver algunas de las imágenes que tomamos! ¡Espero que os gusten!

 

La entrada Lost in… Iceland. Día 7 aparece primero en Donkeycool.

Ir al post original

Posted in Uncategorized Tagged with: , , , ,

Agosto 1st, 2017 by admin

Skógafoss

Vuelvo de nuevo a mis post de Islandia y a nuestra ruta de diez días por la isla. Lo había dejado en la noche de nuestro sexto día, en el Rivel Hotel, en la zona de Hella, en el sur del país. Y allí fue donde amanecimos nuestro séptimo día. Después de tomar un par de cafés (creo que sin tres no soy persona) nos pusimos en marcha. Ese día teníamos muchos planes, creo que más que ningún otro. ¡Allá vamos!

Avión abandonado

Nuestro primer objetivo era llegar al avión abandonado de la marina americana. Como os conté en este post, es fácil encontrar el acceso desde la carretera principal, aunque hay que estar atento. El aparcamiento está justo después de pasar la cascada de Skógafoss en dirección a Vik. Dejas el coche y a caminar unos 40 minutos por la nada más absoluta!!! El camino (que transcurre por una finca privada) es largo, pero mereció mucho la pena. Madrugamos y tuvimos tiempo de estar solos en los restos del avión, pero el tema empezó a animarse cuando nos íbamos de este paisaje lunar.

Después de la aventura con el avión pusimos rumbo a Vik. El pico del sur de la isla es uno de los lugares más lluviosos de Islandia. Allí está una de las playas de arena negra más famosas y las columnas de basalto de Reynisfjara. Creo que fue la zona en la que nos encontramos más turistas. Para reponer fuerzas nos tomamos unos perritos calientes, uno de los sustentos más económicos que podéis encontrar en Islandia.

Y de allí rumbo a la impresionante cascada de Skógafoss, entre campos verdes y montañas con caballos salvajes a sus pies. Esta catarata impresiona, y mucho. Y también moja. Sobre todo si, como yo, quieres tener la foto justo debajo del mega chorro. Acabé empapada, literalmente, pero contenta ;).

De vuelta al hotel, el mismo de la noche anterior, hicimos millones de paradas para fotografíar caballos, montañas y las granjas con tejados de hierba típicas de Islandia. ¡Aquí podéis ver algunas de las imágenes que tomamos! ¡Espero que os gusten!

 

La entrada Lost in… Iceland. Día 7 aparece primero en Donkeycool.

Ir al post original

Posted in Uncategorized Tagged with: , , , ,

Julio 19th, 2017 by admin

look para caminar Reikiavik

Sería imposible quedarme con una sola cosa de Reikivik. De la capital de Islandia me gustó todo: sus calles con casas de color pastel; lo cool que eran todos sus cafés; lo ricos que estaban sus pasteles; sus perritos calientes callejeros y sus tiendas de estilo nórdico. Reikiavik es pequeña, cómo os contaba en este post, pero muy acogedora. Y que mejor forma que descubrirla recorriéndola a pie.

Un look para caminar

Así que para estar cómoda y poder patearme la ciudad elegí este vestido azul que yo os enseñé en la visita al lago de Myvatn. Llevar una maleta de mano es lo que tiene: al final tienes que repetir alguna prenda. Esta vez cree un total look en azul con un jersey de cachemir de Zara que ya tiene unos cuantos años, pero que sigue estando como nuevo.

¡Espero que os gusten las fotos de este bonito día soleado por Reikiavik y del look para caminar! ¡Besos y muchísimas gracias por vuestras visitas y comentarios!

 

Vestido Zara

Jersey Zara

Gorra marinera Bershka

Botas Dr. Martens

Calcetines Obey

 

La entrada ¿Lo mejor de Reikiavik? ¡Reikiavik! aparece primero en Donkeycool.

Ir al post original

Posted in Uncategorized Tagged with: , , , , , , , , , ,

Julio 19th, 2017 by admin

look para caminar Reikiavik

Sería imposible quedarme con una sola cosa de Reikivik. De la capital de Islandia me gustó todo: sus calles con casas de color pastel; lo cool que eran todos sus cafés; lo ricos que estaban sus pasteles; sus perritos calientes callejeros y sus tiendas de estilo nórdico. Reikiavik es pequeña, cómo os contaba en este post, pero muy acogedora. Y que mejor forma que descubrirla recorriéndola a pie.

Un look para caminar

Así que para estar cómoda y poder patearme la ciudad elegí este vestido azul que yo os enseñé en la visita al lago de Myvatn. Llevar una maleta de mano es lo que tiene: al final tienes que repetir alguna prenda. Esta vez cree un total look en azul con un jersey de cachemir de Zara que ya tiene unos cuantos años, pero que sigue estando como nuevo.

¡Espero que os gusten las fotos de este bonito día soleado por Reikiavik y del look para caminar! ¡Besos y muchísimas gracias por vuestras visitas y comentarios!

 

Vestido Zara

Jersey Zara

Gorra marinera Bershka

Botas Dr. Martens

Calcetines Obey

 

La entrada ¿Lo mejor de Reikiavik? ¡Reikiavik! aparece primero en Donkeycool.

Ir al post original

Posted in Uncategorized Tagged with: , , , , , , , , , ,

Julio 18th, 2017 by admin

Jokulsarlón Islandia glaciar

El sexto día en Islandia me levanté como una niña pequeña. Estaba muy emocionada porque iba ver glaciares por todas partes. En concreto uno, los que desembocan en la laguna de Jokulsarlón, uno de los más famosos de Islandia. Esa noche habíamos dormido en Lilja Guest House, en el sureste de la isla. El hotel estaba muy bien, totalmente nuevo. Tanto que solo llevaba abierto desde abril. De hecho, cuando reservé en Booking solo tenían puestas las fotos de los planos, glubs, cosa que me dio un poco de miedo. Pero leyendo los comentarios vi que existía, así que me la jugué y acertamos. Es algo habitual a lo largo de toda la isla, sobre todo en las zonas en las que se concentran los turistas, como el oeste o el sur: el turismo en Islandia está creciendo y con él el número de alojamientos.

Jokulsarlón

Llegamos al glaciar y flipamos. Hay un puente que atraviesa justo su desembocadura en el mar. La sensación es de estar en otro planeta. Hay varias zonas de aparcamiento para explorar Jokulsarlón, nosotros empezamos por el punto de encuentro para las excursiones en barco. Ese día hacía muchísimo frío y el tiempo no podía estar peor. Pero al final, con un poco de paciencia, esperamos en el coche y paró de llover. Mientras caían las últimas gotas de lluvia compré un café para llevar bien calentito y, mientras lo sorbía poco a poco me dirigí al glaciar. Os aseguro que no hay mayor placer. Daba igual el frío y el viento. Puedo decir que fue el mejor café que me tomé en mi vida.

Felices como perdices bajamos a la playa de arena negra para estar más cerca del hielo. La verdad es que el paisaje impresiona. También tuve el valor de coger en la mano un trozo de hielo. Estaba frío, quizá no tanto como aparenta. O puede que ya tuviese las manos inmunizadas después de soportar las inclemencias de un día de perros. Tengo que reconocer que hubo un momento en el que me bajé de la nube y fue consciente de la realidad: delante de mi vi como se rompía un bloque de hielo. Se estaba derritiendo a pasos agigantados.

La catarata negra

Ese día tenía claras las dos paradas que quería hacer. La primera la había cumplido con nota, Jokursalon. La segunda era la cascada de Svartifoss, en el parque natural de Skaftafell. La había visto en fotos y había leído sobre ella muchas noticias. Las columnas de basalto negras sobre las que cae el chorro de agua forman parte de las escenas de “Juego de Tronos”. Pero llegar a esta cascada no era fácil. Para disfrutar de lo bueno hay que sufrir. Así que nos dispusimos a caminar los 1,8 kilómetros cuesta arriba que separan el centro de visitantes de la cascada. A mitad de camino, y cuando ya me había quitado toda la ropa que llevaba encima, pensé si realmente merecía la pena todo el sufrimiento para ver la cascada más bonita de Islandia. Sí, para mí todas merecían ese calificativo. Y tanto que merecía la pena. Allí, en el medio de una montaña verde apareció Svartifoss. Creo que la fotografié de todas las formas posibles, jajaja.

El resto del día, o lo poco que quedaba de él, lo dedicamos a disfrutar de los increíbles paisajes del sur, con más cascadas que caen sobre casas a los pies de las montañas, muchos caballos salvajes y ovejas. Una ruta increíble hasta llegar a nuestra siguiente base: el hotel River.

¡Espero que os guste! ¡Nos vemos mañana!

La entrada Lost in… Iceland. Día 6 aparece primero en Donkeycool.

Ir al post original

Tagged with: , , , , , ,

Julio 18th, 2017 by admin

Jokulsarlón Islandia glaciar

El sexto día en Islandia me levanté como una niña pequeña. Estaba muy emocionada porque iba ver glaciares por todas partes. En concreto uno, los que desembocan en la laguna de Jokulsarlón, uno de los más famosos de Islandia. Esa noche habíamos dormido en Lilja Guest House, en el sureste de la isla. El hotel estaba muy bien, totalmente nuevo. Tanto que solo llevaba abierto desde abril. De hecho, cuando reservé en Booking solo tenían puestas las fotos de los planos, glubs, cosa que me dio un poco de miedo. Pero leyendo los comentarios vi que existía, así que me la jugué y acertamos. Es algo habitual a lo largo de toda la isla, sobre todo en las zonas en las que se concentran los turistas, como el oeste o el sur: el turismo en Islandia está creciendo y con él el número de alojamientos.

Jokulsarlón

Llegamos al glaciar y flipamos. Hay un puente que atraviesa justo su desembocadura en el mar. La sensación es de estar en otro planeta. Hay varias zonas de aparcamiento para explorar Jokulsarlón, nosotros empezamos por el punto de encuentro para las excursiones en barco. Ese día hacía muchísimo frío y el tiempo no podía estar peor. Pero al final, con un poco de paciencia, esperamos en el coche y paró de llover. Mientras caían las últimas gotas de lluvia compré un café para llevar bien calentito y, mientras lo sorbía poco a poco me dirigí al glaciar. Os aseguro que no hay mayor placer. Daba igual el frío y el viento. Puedo decir que fue el mejor café que me tomé en mi vida.

Felices como perdices bajamos a la playa de arena negra para estar más cerca del hielo. La verdad es que el paisaje impresiona. También tuve el valor de coger en la mano un trozo de hielo. Estaba frío, quizá no tanto como aparenta. O puede que ya tuviese las manos inmunizadas después de soportar las inclemencias de un día de perros. Tengo que reconocer que hubo un momento en el que me bajé de la nube y fue consciente de la realidad: delante de mi vi como se rompía un bloque de hielo. Se estaba derritiendo a pasos agigantados.

La catarata negra

Ese día tenía claras las dos paradas que quería hacer. La primera la había cumplido con nota, Jokursalon. La segunda era la cascada de Svartifoss, en el parque natural de Skaftafell. La había visto en fotos y había leído sobre ella muchas noticias. Las columnas de basalto negras sobre las que cae el chorro de agua forman parte de las escenas de “Juego de Tronos”. Pero llegar a esta cascada no era fácil. Para disfrutar de lo bueno hay que sufrir. Así que nos dispusimos a caminar los 1,8 kilómetros cuesta arriba que separan el centro de visitantes de la cascada. A mitad de camino, y cuando ya me había quitado toda la ropa que llevaba encima, pensé si realmente merecía la pena todo el sufrimiento para ver la cascada más bonita de Islandia. Sí, para mí todas merecían ese calificativo. Y tanto que merecía la pena. Allí, en el medio de una montaña verde apareció Svartifoss. Creo que la fotografié de todas las formas posibles, jajaja.

El resto del día, o lo poco que quedaba de él, lo dedicamos a disfrutar de los increíbles paisajes del sur, con más cascadas que caen sobre casas a los pies de las montañas, muchos caballos salvajes y ovejas. Una ruta increíble hasta llegar a nuestra siguiente base: el hotel River.

¡Espero que os guste! ¡Nos vemos mañana!

La entrada Lost in… Iceland. Día 6 aparece primero en Donkeycool.

Ir al post original

Posted in Uncategorized Tagged with: , , , , , ,

Julio 14th, 2017 by admin

Blue Lagoon

Uno de los planes que más ilusión me hacía en Islandia era el de bañarme en Blue Lagoon. Lo había visto en un montón de fotos y en muchos reportajes en la tele. Tenía curiosidad por saber qué se sentía al bañarse en el agua azul llena de azufre símbolo de la isla. Y la experiencia no pudo ser mejor!!!! 

Cómo ir a Blue Lagoon

Dejamos la visita a Blue Lagoon casi para el final del viaje. Está muy cerca del aeropuerto de Reikiavik, a unos 40 minutos. Se pueden comprar las entradas con antelación a través de su web. Y eso es lo que os recomiendo que hagáis si tenéis pensado ir. Además de que es mucho más práctico, es posible que si lo intentáis visitar durante la temporada alta os encontréis con que la mayor parte de las horas están reservadas.

Nosotros reservamos una vez estábamos ya en Islandia y ya tuvimos que conformarnos con las horas que quedaban libres. La entrada a Blue Lagoon es cara: nosotros pagamos 70 euros por persona solo por entrar. Cuando llegas te dan una pulserita, que será tu llave para la taquilla y también tu monedero en caso de que quieras tomarte algo en el bar mientras estás en el agua. Los bañadores son la prenda más cómoda para darte un chapuzón termal en Blue Lagoon. Yo llevé uno blanco con aberturas del año pasado.

El momento de quitarte la toalla y quedarte en bañador con el frío que hace fuera del agua es un poco impactante. Pero una vez te sumerges en el Blue Lagoon no sabéis el placer que da!!!! No quería salir del agua!!!! Por supuesto, aproveché que estaba allí para embadurnarme la cara de mascarilla y vivir la experiencia termal completa.

Aquí os dejo con unas fotos de mi baño en la laguna azul de Islandia. ¡Espero que os gusten y que tengáis un buen fin de semana! ¡Besos y muchas gracias por vuestras visitas y comentarios!

La entrada Lost in… Iceland. Blue Lagoon aparece primero en Donkeycool.

Ir al post original

Posted in Uncategorized Tagged with: , , , , , ,

Julio 12th, 2017 by admin

Hoy vuelvo a Islandia para enseñaros un poquito de su capital. Reikiavik es pequeña, pero muy molona. Me encantaron sus casas de colores y sus calles llenas de arte. Hay grafitis y carteles de conciertos (muy heavy metal) por todas partes. Como manda la tradición en nuestros viajes, nos llevamos uno de los pósters que estaba pegado en una caja de la luz en la calle, y ahora lo tenemos en un marco en el suelo del salón. ¡Una pieza más para nuestra casa museo!

Con zapatillas y gorra marinera

Después de un largo día de paseo por el Círculo Dorado, volvimos a Reikiavik para disfrutar de la capital y comernos unos perritos calientes. Y aprovechando que no se hacía de noche para este hacer un shooting improvisado con este vestido de rayas de Zara tan bonito. Eso de tener luz para las fotos a las doce de la noche se sale. Es una de las ventajas del verano en Islandia. La pega es el frío que hace, ¡no lo podía tener todo!

Este vestido camisero da mucho juego. Os lo enseñé con vaqueros aquí y con canotier aquí. Esta vez lo combiné con unas Vans y una gorra marinera. Y vestida así, y encantada de ser una islandesa más en Reikivik, me fui a por los mejores perritos calientes del mundo!

¡Espero que os guste el post! ¡Besos y muchas gracias por vuestras visitas y comentarios!

Vestido Zara

Gorra Bershka

Colgante Basics by Luamarta

Snakers Vans

La entrada Rayas rojas entre los grafitis de Reikiavik aparece primero en Donkeycool.

Ir al post original

Posted in Uncategorized Tagged with: , , , , , , ,