Como convertirse en un alpinista profesional.

Tus bipolares puntos de vista son solo piedras que tu pones en el camino, unas son mas grandes que otras, pero ninguna esta salvada de ser saltada o apartada para poder llegar al final de ese camino.
Camino que tiene tramos rectos y fáciles, tramos que presumen de tener unas curvas que consiguen marearme, y también hay otros tramos en los cuales el camino parece dividirse en dos, y me hace dudar cual de los dos lados seguir.

Me has enseñado, aunque tu jamas lo creas, a esforzarme por las cosas, no todo es fácil de conseguir. Me has enseñado a perservar ilusiones, a guardarlas como oro en paño para que ni la piedra mas grande del mundo pueda destruirla, y te doy las gracias por ello, ya sabes tu de mis múltiples inseguridades.

Ahora mismo me encuentro delante de un tramo en el cual el camino se divide en dos.
En una parte del camino veo un sendero liso, vacío, inerte, completamente llano. Y en la otra parte veo un camino difícil, bastante interesante, lleno de retos, y tras varios dilemas, he decidido lanzarme al vacío y andar por el camino ‘complicado’.

En en el camino elegido puedo ver enfrente de mi ,una piedra enorme, mas bien es un peñón, y tienen pinta de ser bastante resbaladizo, con lo cual deberé atravesarlo con seguridad y confianza, porque si no es así, la caída sera dolorosa, casi mortal. 

Solo voy acompañado de un mapa y una mochila.
El mapa es poco fiable, pues cada cierto tiempo suele cambiar sus rutas y caminos, y la mochila va cargada con algo de agua, algunas mandarinas, unas hojas para recordar el porque debo seguir escalando peñones y algunas gotas de un perfume guardadas en un frasco que tiene la forma de una extraña pirámide con pequeños destellos rosas, y  que a veces utilizo para imaginarte cuando por las noches paro para dormir y descansar.

Me estoy  preparando para ver como puedo vencer a una piedra de un tamaño tan descomunal, lo único que tengo claro, es que por muy grande que sea, jamas me hará sombra*




*(Continuara, si no me como todas las mandarinas, y la hoja de recuerdos no acaba volando entre  malintencionadas corrientes de aire).

-Ya se que habría miles de millones de personas que caerían rendidos ante mi lluvia de publicaciones por todas las redes sociales existentes, pero yo el único que quiero que caiga, eres tú.- X

♥ 


Ir al post original

Enero 31st, 2011 by