Si alguna vez







Un día ví que cantar era la forma ideal de dar portazo a las dudas. No me importó el ¿qué dirán?; me importan los de verdad, los que comparten mis días. Pagué mis deudas con canciones y mis errores con despedidas. El corazón me pide vacaciones, dice que no aguanta más mentiras.

Si alguna vez tu me ves perdido, sin sonreír, no necesitaré ayuda. Sólo la barra de un bar, toda una noche para mí y una canción por amiga. Vale más mi sueño que el dinero, puedo vivir de una alegría. De aquí pa´allá colecciono recuerdos, tu cuéntame como es tu vida.

Ir al post original

Noviembre 23rd, 2010 by