Vietnam en la cocina



Se me nubla la vista, voy notando como decae cada músculo de mi cuerpo a medida que tu fragancia envuelve mis deseos. Huyo de tu pensamiento, el cual aturde mi mente llevándola a lo más extremo. No puedo. No sé luchar contra mis instintos. Por favor, ayúdame. Ayúdame a tirarte a lo más profundo de la nada, donde tu recuerdo se refleje en una sonrisa pícara y fugaz. ¿Que qué quiero olvidar? Las yemas de tus dedos embriagando cada centímetro de mi ugh

Ir al post original

Noviembre 9th, 2010 by